Pensar la cultura cubana desde lo que somos y hacemos

Por: Yoannia Pulgarón Garzón

 “(…) Yo veo la cultura en todo, hasta en la tristeza”. Con esta frase concluye una de las entrevistadas del material audiovisual realizado por Juan Carlos Travieso, en el que se abordó precisamente el papel de la cultura y los artistas en estos tiempos de pandemia. Porque realmente la cultura también contribuyó a salvarnos. En momentos de incertidumbres y preocupaciones resultó un asidero importante para fortalecer la espiritualidad y la confianza en nosotros. También en términos de identidad podríamos decir que en esos otros modos de producir y consumir productos culturales generados durante el aislamiento, se evidenciaron elementos de resistencias y formas resilientes de combatir las adversidades. Cuestiones que en materia de identidad nacional constituyen rasgos que forman parte de nuestra cubanidad.

Hablar de cultura e identidad en tiempos de globalización cultural, informatización e internet, deviene siempre un desafío. Son muchos los estudiosos del tema que reconocen las oportunidades y problemáticas que se suscitan para los escenarios y procesos culturales contemporáneos en ese sentido. La guerra de símbolos, la banalización de la cultura, los retos frente a los consumos y la participación cultural, la construcción y defensa de identidades, del patrimonio y las tradiciones culturales, son algunas de las áreas en las que la producción intelectual y académica cubana profundiza y aporta.

En el caso de adolescentes y jóvenes cubanos, no escapan a estas realidades globales, y en términos identitarios reconfiguran sus experiencias cotidianas desde referentes diversos, asumiendo la máxima de que existen diferentes formas de ser jóvenes y distintas juventudes. Sin embargo, en materia cultural, hoy se reconstruyen modelos de consumo y de vida que homogenizan prácticas y sentidos de vida para las adolescencias y las juventudes actuales. En ese sentido, dentro de la singularidad mencionada existen experiencias compartidas, en torno a preferencias por lo que está de moda, lo emergente, mayormente foráneo, dígase desde la música, la estética, o aquellas prácticas más cotidianas.

Diríamos que hoy convivimos, naturalizamos y también cubanizamos experiencias foráneas: tales como las conocidas pijamadas o las fiestas de Halloween. A ello se suman las pertenencias a grupos o culturas juveniles, que igualmente responden a necesidades etarias, pero que muchas veces defienden discursos y prácticas de otras latitudes. También en nuestras realidades interactuamos cotidianamente con símbolos e imágenes internacionales que han llegado, en ocasiones, para competir con nuestras tradiciones.

Es por ello, que el debate en torno a lo que somos y lo que hacemos, resulta en definitiva, pensar la cultura cubana y sus procesos. También remite a dialogar con el pasado, el presente y la proyección futura, porque en materia cultural podemos construir y destruir a la vez. De ahí la necesidad de salvar lo que vale, lo que aporta y desterrar la chabacanería, lo vulgar, que no es lo mismo que lo popular. Son innumerables los valiosos aportes culturales que emergen desde las bases populares.

Tampoco podemos pensar que el éxito radica en negar la globalización y cerrarnos para no recibir sus influencias o condenar lo nuevo porque sea distinto. Insisto, el peligro es pensar que solo lo de afuera es mejor. Considero que el camino está en la educación, en la preparación para discernir y ser críticos de estas influencias. Desde el patio, es clave dar a conocer aquellas experiencias positivas que en materia de trabajo cultural por y con las nuevas generaciones permiten rescatar tradiciones culturales, o renovarlas, repensarlas y sentirlas diferente, ya que estas no permanecen inamovibles, sino que igualmente se enriquecen y atemperan a sus realidades actuales. Comparto dos ejemplos vinculados a la música, aunque no los únicos, son muy valiosos según sus objetivos de rescatar la música campesina y el danzón con niños, adolescentes o jóvenes, respectivamente: La Casa de la décima de Mayabeque y la orquesta Faílde.

En el carácter universal de la cultura, tal y como lo defendió la entrevistada del documental mencionado, se resume su centralidad para la existencia de un país y sus ciudadanos. También lo defendió el Comandante en Jefe en los tempranos años de la Revolución: “La cultura es lo primero que hay que salvar”. Porque ella estructura y define las bases de un país, su futuro y devenir. 

¿Y cómo somos, cubanos y cubanas?

Por: Claudia Montes de Oca Rivas

Fue el canto bravío de cientos de hombres y mujeres al entonar, por primera vez, las notas del Himno de Bayamo, lo que definió a la cultura nacional como el complemento necesario para acompañar al proceso revolucionario cubano. Desde entonces, cualquiera que intente comprender a Cuba y sus esencias y convicciones debe conocer su cultura.

Forjada sobre los pilares de independencia y justicia social de nuestras gestas libertadoras, las distintas manifestaciones de la cultura cubana son, sin lugar a dudas, la expresión autóctona de la identidad de nuestro un país y su gente, donde los jóvenes, han sido protagonistas de los más importantes sucesos. También hoy, contamos con una juventud cubana que con su impronta da continuidad a las tradiciones culturales de la nación, la actualiza, crea…

“Debiera saberse que para el pueblo cubano, por encima de cualquier otro valor sobre la Tierra, están los valores que inspiran la libertad, la dignidad, el amor a su patria, su identidad, su cultura y el más estricto sentido de la justicia que pueda concebir el ser humano”. Fidel Castro Ruz

¿Y cómo somos, los cubanos y cubanas? Nos distingue la lealtad y la fuerza con que defendemos nuestros argumentos; cubanismos, ritmo al caminar, el sabor de la cocina cubana, y otros muchos. Tanto, que se puede afirmar que un cubano, puede ser reconocido en cualquier lugar del mundo por su personalidad, inteligencia, carisma, habilidades sociales y buen humor; porque llevamos muy dentro, la cultura cubana.

Qué mejor homenaje para nuestra cultura nacional que asumir la responsabilidad de preservarla y ser reflejo de ella.

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Por: Lucía Calabuche Dib

Desde 1993 se celebra cada diecisiete de octubre el día internacional para la erradicación de la pobreza. Su declaración llevada a cabo por la Asamblea General de las Naciones Unidas, tiene como uno de sus objetivos sensibilizar y comprometer a las sociedades todas en la lucha por la eliminación de la pobreza y la indigencia.

Si bien, la pobreza extrema suele relacionarse con la incapacidad económica para satisfacer las necesidades básicas o mínimas indispensables, la pobreza como fenómeno social traspasa el reglón económico, en tanto posee un carácter multidimensional y solo interpretándola desde él puede avanzarse en su erradicación. Por ejemplo, el analfabetismo, la desnutrición, la insalubridad y precariedad en la vivienda, la insuficiencia de ingresos, la participación social nula o insuficiente, los bajos niveles de acceso a servicios de salud, educación y cultura, todos son diferentes caras del fenómeno pobreza, y se encuentran estrechamente vinculados a los derechos humanos universales.

La actual crisis sanitaria que afronta el mundo debido a la Covid-19 ha desatado la preocupación de muchas agencias internacionales dedicadas y creadas a fines vinculados con el desarrollo económico y social de los países, en tanto, se espera que la crisis económica derivada de la crisis sanitaria haga crecer exponencialmente las cifras de pobres existentes en el mundo. Una de las regiones más afectadas se expresa que sea Latinoamérica, donde la mayoría de los países que la conforman no solo poseen una economía subdesarrollada, sino que a su vez se enfrentan a altas cifras de infectados por la epidemia.

La pobreza se presenta en este escenario como condicionante para la propagación  acelerada del virus.

La situación actual no solo ha puesto en evidencia que habitamos un único lugar en el universo sino que ese lugar es el mismo para todos. La inevitable conexión entre las naciones deja claro que de nada sirve erradicar el virus en un país si aún existe en nuestro mundo. Cuando la vacuna sea una realidad, y nos pensemos curados, no olvidemos que aún existe la pobreza, virus pernicioso que nos lacera y atañe a todos y a cada uno.

Día Mundial de la Mujer Rural: políticas públicas para su avance en el país (I)

Por: Yenisey Bombino Companioni

En el año 2007, como seguimiento a los resultados de la Cuarta Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la Mujer, se establece el Día Mundial de la mujer rural cada 15 de octubre que comenzó a celebrarse en el año 2008, con el propósito de reconocer «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural».

El actual contexto de la pandemia suma retos, pues la sobrecarga de trabajo y otras situaciones, han tenido expresión también en las mujeres rurales. Por ello, el tema en el 2020 es “Construyendo la resiliencia de las mujeres rurales a raíz del COVID-19”.

En Cuba, en esa fecha se reconocen los aportes de las mujeres rurales al desarrollo de su comunidad, pero desde el triunfo de la Revolución Cubana se evidencia una intención explícita a nivel político para el reconocimiento y la promoción de las mujeres cubanas, y en particular, de visibilizar y empoderar a las rurales.

Las principales políticas públicas, programas y estrategias dirigidas a las mujeres rurales en Cuba, son:

Estrategias para la eliminación de la discriminación hacia las mujeres promovidas por la Federación de Mujeres Cubanas, institución que favorece la igualdad de derechos.

Ley de Maternidad (1974) otorgó la licencia remunerada a las mujeres trabajadoras para el cuidado del bebé y favoreció la gestión de círculos infantiles al terminar este período. Ley modificada en el año 2003 que permite a los padres acogerse a la licencia y amplían los sujetos beneficiarios de esta Ley hasta las/los abuelas/os que sean trabajadores/as.

El Código de Familia (1975), situó de manera pionera la responsabilidad familiar –no solo de la madre- en el cuidado y la educación de los/las hijos/as. En la actualidad esta Ley se encuentra en proceso de revisión, luego de los debates recientes sobre la nueva Constitución aprobada en febrero del 2019.

Plan Nacional de Seguimiento a la Conferencia de Beijing, vigente en Cuba desde el año 1997. Mecanismo legal de apoyo a la incorporación de la mujer al mundo público y a la promoción de su bienestar.

Red Cubana de Cooperación Técnica de Instituciones y Organismos de Apoyo a la Mujer Rural (1992). Tiene como propósito fundamental “articular a organismos e instituciones en la Red para apoyar, desde sus encargos sociales, el avance de la mujer rural”.

Estrategia de Género del Sistema de la Agricultura (2016). Constituye un paso de avance a favor de la equidad de género y por el reconocimiento de las mujeres rurales, especialmente de las trabajadoras del sector agropecuario, pues tienen como objetivo general: Promover la igualdad de género a todos los niveles del Sistema de la Agricultura. (MINAG, 2016)

Entrega de tierras ociosas en usufructo: DL 259/2007, 300/ 2012, 358/218. Oportunidad para empoderar mujeres, reconocimiento de su trabajo como titular de usufructo, pero hasta diciembre 2013, por cada 100 personas usufructuarias, 16 eran mujeres.

El gobierno cubano, alineado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, mantiene de manera intencionada la labor para lograr mayor equidad, beneficio y bienestar en las mujeres rurales.

Adolescentes sí, pero un tilín mejores

Por: Laura Cepero

Lejos de la angustia de los primeros días de la noticia sobre un virus nuevo en su tipo y altamente mortal, nos encontramos hoy. Marzo de 2020 fue el mes que marcó cambios necesarios en las dinámicas del país, la sociedad, las familias. Los/as adolescentes se vieron afectados con la ruptura de sus prácticas cotidianas.

Han sido ya varios meses de estudio y preparación en el hogar, distantes de la escuela, no han visto a los amigos, quizás a las parejas, muchos sin disfrutar de vacaciones, celebraciones de 15 años, graduaciones y quizás algún que otro plan. La vida cotidiana cambió, sí, y ha provocado por momentos, tristeza, soledad, aburrimiento, incertidumbre. Algunos han experimentado cambios en el horario de sueño (el día por la noche), porque “si total, mañana no hay escuela”, y hasta en el autocuidado “si total nadie me va a ver”.

Lo cierto es que ya pasados casi ocho meses hemos recogido los regueros, inventado juegos, extrañado a los amigos,  parejas y algún pariente o conocido lejos de casa. Pero, ¿cuántos hemos visto en el aislamiento físico y social una oportunidad para crecer en lo personal? ¿Cuántos hemos aprovechado la ruptura de nuestras cotidianidades para descubrirnos a nosotros mismos? ¿Han contado los/as adolescentes con la ayuda y consuelo de la familia ante la apatía y la depresión?

¿Han sido tiempos de adolescentes más depedientes, más aburridos, pocos trabajadores en sus hogares o más implicados en las tareas del hogar? Tal vez, muchos se hayan puesto “en los zapatos de los padres” cuando están agotados por las actividades domésticas; o desempolvado libros para iniciarse en la lectura, o buscado el album familiar para atraer bonitos recuerdos. ¿Qué nos aportaron estos meses de confinamiento?

Valorar lo que tenemos a la mano es algo tan sencillo, como conversar con nuestros padres, inspirarnos en la cocina, sacar el parchís olvidado y con él, unas cuantas sonrisas. Ver estos meses como una oportunidad nos hará sentir bien, arreglarnos para hacer un selfie nos hará sentir diferentes, bailar con la música de moda, hacer ejercicios, dibujar, cantar por qué no, nos hará sentir mejor, pensarme bien lo que quiero estudiar, qué haré cuando todo vuelva a la normalidad. Sin dudas son tiempos de interrupciones, de ansiedades, de aburrimiento, pero también de oportunidades para aprender a ser más felices con lo que tenemos, de reír a carcajadas en una video llamada de whatsap, de inventarnos estrategias para enamorar o mantener la relación de pareja, sin dudas, son tiempos para ser adolescentes sí, de nuestros tiempos, pero un tilín mejores.

Interacción social vs. Aislamiento social: Juntos pero no revueltos

Por: Yoannia Pulgarón Garzón

Para la Sociología existen varios nudos conceptuales y ejes epistémicos que permiten comprender integralmente los procesos sociales, entre ellos: lo objetivo- subjetivo, lo macro- micro, el orden -cambio, la teoría- empiria. Pero el principal se relaciona con el eje individuo-sociedad, relación dialéctica que estructura la dinámica social y los comportamientos humanos. Desde esta relación de interdependencia se expresa el condicionamiento social, la influencia que ejerce el medio, el contexto social y el inmediato en la experiencia individual y colectiva. También permite comprender otros fenómenos como la agencia, las capacidades individuales y colectivas que entran en conflicto o dialogan con las diferentes instituciones, sistemas y sociedades.

Otra categoría sociológica clave es la interacción social, podríamos decir que la gran mayoría de los fenómenos sociales tienen a este proceso como componente consustancial y definitorio. El individuo es un ser biopsicosocial, pero sin dudas, las relaciones con el otro social, dígase personas, instituciones, procesos, productos, son quienes muchas veces definen su existencia. De ahí la centralidad de la interacción, de las necesarias conexiones y relaciones interdependientes que día a día compartimos, construimos y naturalizamos como realidades dadas.

Es por ello que la actual pandemia de la COVID- 19, ha conducido a replantearnos el papel de la interacción social en nuestras cotidianidades, o al menos las formas tradicionales de compartir, socializar y retroalimentarnos como seres humanos.

Desde el llamado mundial al aislamiento social y al distanciamiento físico, como principales barreras para la contención del virus, se han redimensionado y ponderado esas otras formas de interactuar socialmente que hacen pensar en el dicho popular, estar juntos pero no revueltos. O sea saber que somos, hacemos, formamos parte, sin la necesidad de estar/compartir físicamente. Es por ello que el espacio virtual se ha convertido en la plataforma ideal para procesos que antes se reconstruían desde la presencialidad. Así actividades formativas, laborales, artísticas, tan vitales para el desarrollo social y humano se han reconfigurado desde estas nuevas modalidades, discursos y experiencias.

Lo cual nos lleva a la interrogante ¿desde el aislamiento no interactuamos? Ya las redes digitales y las tecnologías de las comunicaciones nos plantearon esos otros modos de socializar, producir, apreciar, y de existir.  Realmente el aislamiento condujo a un cambio en nuestras prácticas cotidianas, dinámicas de socialización y de intercambio social, pero sin borrar de nuestras vidas la necesaria interacción y diálogo con el otro, mediante formas menos directas y físicas. Esto resulta fundamental, porque nuestras vidas están cada vez más interconectadas, de ahí que para algunos haya resultado más complejo que para otros, sobrevivir en este particular escenario de encierro. E incluso, para determinadas etapas de la vida como la infancia, la adolescencia y la juventud, el intercambio y la socialización directa, redundan en necesidades sentidas más fuertes que en otros períodos.

Ahora la mayoría de los cubanos entramos en una nueva fase: la nueva normalidad, a través de la cual pasamos de una baja interacción social directa a una mayor actividad social conviviendo aun con el virus Sarcov-2. Por lo cual es una interacción también con limitaciones desde el punto de vista que debemos reforzar la triada que nos llevó hasta aquí (higiene, uso correcto del nasobuco/ mascarilla y distanciamiento físico), así como elevar la percepción de peligro, y desterrar la confianza de nuestras prácticas sociales. Pero después de tantos meses “aislados”, la economía nacional, la personal, la espiritualidad, las dinámicas de vida necesitan que “salgamos de casa”, que produzcamos, pero sobre todo que nos cuidemos unos a los otros.

En la nueva realidad, debemos asumir que las cosas no serán como antes.

Sin dudas para la humanidad hay un antes y un después de la COVID 19. Son muchos los aprendizajes y las experiencias que se han ganado en estos meses difíciles, pero lo fundamental es trabajar en pos de no volver atrás. Por ahora lo que nos salvará será continuar estando juntos pero no revueltos.

Adolescencias. ¿Etapa de retos?

Por: Natividad Guerrero Borrego

Las adolescencias sin duda se enmarcan en una etapa de retos, no solo por las transformaciones que ocurren en cuerpo y mente, sino porque muchos de esos cambios, los del cuerpo, ocurren independientemente de lo que hagan los y las adolescentes, pues están sujetos a la información genética y herencia de sus progenitores. La condición humana está indisolublemente vinculada al intercambio social que se experimenta en la infancia y que los prepara poco a poco para llegar a la deseada adolescencia, luego juventud y después adultez.

La pluralidad de ese período, así como el del curso de la vida en general, significa que al transitarlo, cada cual lo vive de manera diferente y no hay probabilidad de que existan adolescentes semejantes, ni aunque sean gemelos. Es preciso comprender que la diversidad es una particularidad que caracteriza a la especie humana.

Es también un período en el que se comienza a sentir la necesidad de compartir espacios con los coetáneos, el grupo va alcanzando mayor importancia y significado a tal punto que, en no pocas ocasiones actúan más de acuerdo a lo que piensa el grupo que a lo que piensan sus adultos cercanos.

Cuando se deja atrás la infancia (aproximadamente los primeros diez años de vida), se llega a la pubertad con el aprendizaje de normas y valores aprendidos desde la familia y el medio social en general. Esa trayectoria o  historia vivida les permitirá tomar decisiones, las que les generarán  no pocas tensiones que devienen retos, pues entre la familia y lo que desea el grupo pueden existir contradicciones que generen angustias, dudas, que pueden llevarlos/as a comportamientos no saludables.

Aprovechemos estos tiempos de covid-19 para intercambiar con la familia, para acercarnos a lo que piensan e interesa a nuestros hijos/as, indaguemos hacia dónde van sus proyecciones. También es un reto acompañar a los y las adolescentes, más en tiempos de incertidumbre donde fortalecer el espíritu tributa a desarrollar la creatividad, la confianza en sí mismo y la capacidad de resistencia que la naturaleza nos ha impuesto. 

COVID-19, escenario para repensar los sistemas educativos en América Latina

Por: Iván Moreno Mantilla

Entre los principales desafíos del mundo hoy, está garantizar los compromisos establecidos con la educación y la inclusión social.

Desde el mes de mayo la UNESCO lanzó un llamamiento por mil 600 millones de dólares para apoyar la respuesta humanitaria en favor de los niños y niñas afectados por la COVID-19, ya sea en la recuperación de las escuelas o en la protección de las repercusiones de la pandemia, e instó a colocar la educación en la vanguardia de los planes de recuperación nacionales frente al azote de la pandemia.

Aún no se puede tener precisión en cuanto a los efectos, pero los datos indican que casi mil 600 millones de alumnos de más de 190 países, es decir, el 94% de la población estudiantil mundial, sufrió afectaciones en el momento más álgido de la crisis sanitaria. Se esperan altos índices de deserción escolar y reducción de matrículas golpearían a la educación debido a las brechas sociales acrecentadas en estos angustiosos tiempos de COVID-19. La UNESCO prevé que al menos 24 millones de estudiantes pudieran no regresar a la escuela en lo que resta de 2020, de ellos cerca de seis millones en Asia Meridional y Occidental y otros cinco millones en África Subsahariana.

Una vez que la situación epidemiológica permita el regreso a las aulas, es imprescindible que los gobiernos y sus ministerios garanticen una infraestructura para el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias: correcto lavado de manos, el acceso al agua potable, el distanciamiento físico, el transporte escolar, y otras.

Foto: Rafael Martínez
Foto: Rafael Martínez

La urgencia sanitaria ha dado una verdadera oportunidad de repensar los sistemas educativos de no pocas naciones en el mundo, y velar por la continuidad del aprendizaje para todos, especialmente de los más vulnerables. Es por ello que, debe potenciarse el acceso a las tecnologías en igualdad de condiciones para todos, alternativa que se convirtió en la principal fortaleza/debilidad de la educación a distancia en tiempos de pandemia.

A casi nueve meses de la llegada al mundo del SARS-CoV-2, las cartas están puestas sobre la mesa, y las oportunidades, amenazas, debilidades y fortalezas, de manera previsora han sido analizadas. Resta entonces colocar la apertura de las escuelas y la calidad de la enseñanza entre las prioridades de los gobiernos, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030.

Cree en ti y en tu capacidad de sobreponerte a las adversidades

Por: Yamilé Acosta Montenegro

El Coronavirus SARS-Cov-2 llegó sin previo aviso y de una manera abrupta e inesperada, sin premeditación cambió la vida de todos los cubanos. Llevamos seis meses de dura batalla, donde cumplir con normas higiénico-sanitarias, distanciamiento físico y aislamiento social, son las armas fundamentales para evitar el contagio.

Ante esta emergencia sanitaria es comprensible que experimentemos una serie de reacciones emocionales que son esperadas e incluso necesarias para mantenernos alertas y atentos. La ansiedad y la incertidumbre por desconocer cómo avanzará la enfermedad, su magnitud o el desconocimiento de cuando termine “esta pesadilla”, son una constante que nos acompaña en el día a día. Esto desde luego desata el miedo al contagio, a enfermar, a perder la vida o a perder familiares y amigos que sabemos que la padecen.

En estos tiempos la demanda en casa se duplica, en todos los aspectos, desde las labores domésticas, hasta cumplir no solo con los roles paternos filiares, sino también de compañera de juego y educadora.

La frustración se dispara por el paro abrupto de los planes futuros y proyectos que ya se venían trazando y que ahora quedan paralizados sin poder establecer fecha límite para retomarlos. Son innumerables las situaciones cotidianas que dan al traste con estas emociones que de ser muy intensas o prolongadas en el tiempo y no controlarlas afectarían seriamente nuestro bienestar y nuestra salud mental.  

Si analizas tus alternativas te darás cuenta que no hay elección. Si quieres mantenerte sano hay que ser paciente y afrontar la situación, por lo que te reto a que te quedes en casa y dediques parte de este tiempo a tu crecimiento personal.  Recuerda que es una pandemia y algún día tendremos la solución en nuestras manos. No durará toda la vida. Cuídate para que no enfermes física ni mentalmente y tengas la satisfacción de tus propios logros.

Este es un tiempo que nos exige pasar más tiempo en familia, y distribuirse las tareas del hogar es una vía estupenda de compartir el tiempo. Dedicar tiempo a actividades de ocio y recreación que involucren a otros miembros y destinar espacios donde intercambiemos sobre lo que está sucediendo o como nos sentimos, fortalecerá los lazos familiares y contribuirá al mejoramiento emocional. Para ello es importante practicar la tolerancia y el autocontrol teniendo como premisa que todos los miembros de la familia están experimentando tus mismas emociones. Desmostarles cuánto los queremos y los necesitamos es una herramienta poderosa para motivarlos a combatir esta situación.

No tener el control de la situación evidentemente nos mantiene sobre constante tensión. Es necesario que mantengas tu mente en el presente y permanezcas activo; así no darás paso a los pensamientos y emociones negativas.

Si no tienes ningún hábito tóxico, este no es el momento de empezar. Una vez que se inicia su consumo se hace muy difícil parar y lejos de aliviar tus síntomas estos se exacerbarán. Si eres fumador evita aumentar el número de los cigarrillos al día y si eres bebedor ocasional no te refugies en el alcohol, ninguna de estas manifestaciones te resolverá los problemas. Piensa en todos los inconvenientes que te ocasionará desde el punto de vista personal, familiar, social y económico. Creo que ya tenemos bastante con el riesgo de una enfermedad letal.

No olvides que no estás solo. Somos seres sociales por excelencia; mantén la comunicación con los amigos y disfruta de los pequeños detalles como unos buenos días o una frase de aliento. Una buena clave para enriquecer los lazos afectivos es entender las circunstancias que afectan a las personas que nos rodean e intentar ponernos en su lugar.

En muchas ocasiones no tenemos tiempo para reflexionar sobre nosotros mismos; revisa el grado en que te conoces, te aceptas, te quieres, te valoras y te cuidas. En base a ello formarás tus propios pensamientos, tomarás decisiones y actuarás.

Sin dudas esta es una buena ocasión para alimentar y demostrar tu inteligencia emocional. Evita los monólogos pesimistas sobre ti mismo; ¡Atrae buenos pensamientos! Trata de mantener la calma cuando estés bajo presión y establece límites emocionales en función de tu bienestar. Apenas tenemos alternativas; asume los contratiempos como un reto y rodéate de personas que te aporten emocionalmente.

La vida es un contante aprendizaje. Tú puedes vencer todos los obstáculos que te propongas; establece prioridades y sé objetivo en cuanto a la urgencia temporal del problema y las posibilidades reales de solución que tienes en tus manos. Cree en ti y en tu capacidad de sobreponerte a la adversidad. Como dijera Pablo Neruda “Tú eres el resultado de ti mismo”.

28 de septiembre: día de júbilo popular

Por: Yeny Borrego Dot

Seguramente, ante la interrogante de cómo se representan los cubanos este día, podemos tener respuestas asociadas a un día de fiesta en el barrio, la noche de la caldosa, adornos e iniciativas para celebrar, actividades de limpieza, donaciones de sangre, juegos, reconocimientos, entre otros. Lo cierto es, que esta celebración no es más que la expresión y símbolo del humanismo y solidaridad del pueblo cubano; de la resistencia ante el bloqueo y otras tantas dificultades, de la laboriosidad y el buen carácter ante cada desafío; de la valentía y la humildad para enfrentar adversidades y aprender de las buenas y malas experiencias; la sensibilidad para brindar ayuda a un desconocido; la moral para colocar un criterio oportuno; la firmeza para combatir lo mal hecho; el amor para transmitir esta hermandad y el orgullo de ser cubano a las nuevas generaciones.

Son muchas las historias protagonizadas y que protagonizan los cederistas en la comunidad, desde la defensa de nuestra nación, el reclamo por el regreso de un hijo a la Patria, hasta las incansables batallas contra enfermedades que dañan la salud del pueblo y el desarrollo y bienestar de nuestra sociedad.

Y aunque en esta ocasión, no cerraremos el paso de las calles ni nos reuniremos en ellas, desde el barrio, seguimos construyendo historias de amor y de victoria.

“CONSTRUYENDO FUTURO”. FIN DEL CURSO ESCOLAR DE LA ESCUELA SECUNDARIA BÁSICA LUIS MELIAN

Por: Yaniset Núñez Manzanares.

Otro curso escolar termina. Después de largas jornadas de esfuerzos y dedicación nuestros estudiantes cubanos, de los distintos niveles de enseñanza, concluyen en su mayoría con éxito una etapa importante dentro de su formación como ciudadanos y personas. Ello sin lugar a dudas es motivo de júbilo para todos, para la familia, para los amigos y para el país, que anualmente destina formidables sumas de dinero, a pesar de las limitaciones que impone en bloqueo, para garantizar el desarrollo y funcionamiento de un área que se considera esencial para el progreso de la sociedad.

Desde el proyecto Construyendo Futuro que el CESJ realiza desde hace dos años en la ESBU Luis Melian de San Miguel del Padrón, con el objetivo de lograr la formación integral de los adolescentes, hemos sido testigos durante esta etapa de trabajo del empeño y la dedicación depositada por los profesores para lograr la formación óptima de nuestros educandos. Ello nos llena de orgullo inmenso, pero más placer aún nos provoca el haber aportado con nuestro modesto hacer un diminuto granito de arena en tan especial labor.

1Varias son las actividades y espacios que han sido concebidos durante este año para potenciar la formación integral de los adolescentes como futuros ciudadanos: visitas a sitios relacionados con la historia nacional y local, para propiciar la formación de valores patrios, le identidad y el sentido de pertenencia; talleres sobre diversos temas, encuentros de reflexión grupal y espacios televisivos y radiales donde se debaten sobre problemáticas que afectan tanto al funcionamiento escolar como social, para fomentar el pensamiento crítico de los adolescentes y propiciar su participación comprometida en los diferentes procesos de la sociedad.

Durante estos breves años hemos vist2o crecer y madurar a nuestros chicos, y no solo desde su aspecto físico, aunque confesamos que hoy contemplamos con asombro, y cierta nostalgia, como van quedando poco a poco atrás sus niñeces. Sin embargo, lo más importante son sus transformaciones espirituales, hoy son más críticos y profundos en sus análisis, se sienten interpelados con los problemas que le circunda, y son capaces de reaccionar para ayudar y participar cuando lo consideran pertinente, lo que nos llena de beneplácito, porque es algo que hemos intencionado desde nuestro quehacer.

3Por este motivo no podíamos dejar pasar por alto tan significativo momento, para celebrarlo de un modo especial y homenajear a aquellos que han tenido una participación destacada en el proyecto, sobre todo porque son varios los estudiantes que hoy concluyen formación básica.  El Memorial José Martí acogió al acto oficial de fin de curso, en donde se entregaron reconocimientos, de mano de los profesores, a los estudiantes mejores graduados de noveno grado. El encuentro concluyó con un emotivo comunicado donde los educadores y alumnos pronunciaron, al unísono, un rotundo NO en contra del bloque y un SI en favor de la Revolución, al tiempo que expresaron sus deseos de continuar labrando un camino seguro para nuestra patria, y continuar preservando a la educación como derecho de todos los cubanos, a pesar de las limitaciones que impone el bloque imperialista.

El CESJ celebra el día mundial de población.

Por: Yaniset Núñez Manzanares.

Cada año se celebra el 11 de julio el Día Mundial de la Población, fecha en la que el Fondo de las Naciones Unidas para las Poblaciones (UNFPA) convoca a los gobiernos y a las sociedades civiles a trabajar en conjunto, en pos de la igualdad y los derechos de las poblaciones menos favorecidas y más vulnerables del planeta, principalmente en favor de las mujeres. Cuba desde esta 1994 se ha sumado a esta casusa, luchando desde varios frentes para logar tan importantes propósitos.

Por esta razón, nuestro centro celebra por segundo año consecutivo la fecha en la Escuela Secundaria Básica Luis Melian del municipio capitalino San Miguel del Padrón, donde desde hace 2 años tiene un proyecto de intervención social destinado al desarrollo y formación integral de los adolescentes. En esta ocasión se realizó un taller, impartido por especialistas del Centro de Estudios Sobre la Juventud (CESJ) y el Centro Nacional de Sexualidad (CENESEX), donde se debatió y reflexionó, junto a un grupo de 22 adolescentes de la escuela Luis Melian, sobre los riesgos del embarazo durante la adolescencia y la necesidad de utilizar medidas de protección y métodos anticonceptivos para prevenirlo, al igual que a las enfermedades de transmisión sexual. Igualmente se habló sobre la necesidad de eliminar cualquier tipo de violencia de género o práctica dañina contra las niñas, como el matrimonio infantil y el comienzo de las relaciones sexuales prematuras, sin encontrarse preparados los adolescentes física y mentalmente para ello.

Una jornada productiva, de aprendizaje conjunto para los participantes en el taller, que reflexionaron y el debatieron de manera colectiva, a través de sus experiencias e historias personales, llegando a la conclusión de que avanzar sobre la sexualidad con pasos responsables y seguros, eliminando cualquier práctica de riesgo, es el mejor modo de disfrutarla plenamente y garantizar al mismo tiempo un buen futuro.

IX PLENO DE LA UJC. RUMBO AL 11 CONGRESO

Autora: Yaniset Núñez Manzanares

indexEn horas de la mañana de ayer dio inicio el IX Pleno de la Unión de Jóvenes Comunistas, un escenario que aglutina a los líderes de la vanguardia juvenil, y en donde se debaten los aspectos más relevantes relacionados con el funcionamiento de la organización y con su proyección de trabajo a seguir. En esta ocasión, el encuentro dio inicio con una conferencia magistral sobre la Ley Helms Burton, impartida por Yunier Romero fuentes, funcionario del MINREX. No podía existir mejor comienzo para la extraordinaria sita, en un contexto de transformaciones, pero principalmente de recrudecimiento de la política hostil de los Estados Unidos contra Cuba, y donde sin dudas se define el futuro de nuestra nación. Precisamente en este escenario complejo la UJC se reafirma como la organización vanguardia de las juventudes revolucionarias cubanas, y, por tanto, asume el difícil reto de ser guía e impulsora de la participación de las nuevas generaciones en la construcción del socialismo. No es una tarea sencilla, sin dudas, sobre todo cuando el enemigo asecha y trata de hacer meya de la integridad y convicción de nuestros jóvenes, minándolos con propagandas consumistas y tratando de captarlos o confundirlos con politiquería sediciosa.

En todo este lamentable entramado de tretas y manipulaciones no podía se más clara y contundente la respuesta de la UJC, que le dice a los jóvenes cubanos “TU FUTURO ES HOY” e intensifica su arduo trabajo en la base. En este año han sido realizadas 22 096 asambleas de bases, con la participación de 221 580 representantes para un 93,5% de asistencia. Ello constituye el 94, 1% de los encuentros previstos a celebrarse, por lo que aún faltan 1 116. La importancia de estos radica en que son los escenarios por excelencia, concebidos para que el amplio universo juvenil que se aglutina en los comités, debatan y reflexionen sobre las problemáticas internas o sociales. Por tanto, elevar su carácter crítico, el ser cada vez más agudos, maduros y propositivos en los análisis, constituyen primicia indispensable para alcanzar su utilidad y tributar, por consiguiente, a un mejor funcionamiento de la organización.

Fueron, por otra parte, ratificados en estos encuentros 15 720 secretarios generales, o sea, el 67,7%, de ellos son dobles militantes 3 663. Así mismo, hay que señalar que estos encuentros contaron con la presencia de cuadros del Buro Municipal y Provincial, para un 43,2% y un 3% respectivamente. Ello resulta básico en la estrategia de atención a la base y la articulación en la organización. Entre los planteamientos más importantes se colocan: Los funcionamientos orgánicos de la base; la recreación; la defensa de la patria; el crecimiento de la UJC; el ingreso al Partido; el conocimiento de la historia; el estudio y la superación; el empleo juvenil; los retos económicos e ideológicos y la comunicación a través de las redes sociales. Principalmente en este último aspecto, se ha insistido en la importancia de las comunicaciones para los contextos actuales, pero, sobre todo, en la necesidad de ser activos sibercombatientes y defensores de la Revolución contra toda la propaganda contrarrevolucionaria que abunda en nuestras redes.

Estos aspectos medulares colocan a la organización de cara a la cita de abril del 2020, en condiciones de realizar análisis profundos y sólidos sobre el funcionamiento de la organización de cara al futuro, pero, sobre todo, planteándose los retos para poder guiar y convocar a las juventudes cubanas a la participación social y a la construcción del proyecto socialista. Crear una organización más atemperada a los tiempos que corren, y al mismo tiempo renovada a partir de los códigos, necesidades e intereses de las juventudes actuales, sin dejar de ser consecuentes con los valores e ideales de nuestra patria, constituye hoy una estrategia básica para el trabajo de la UJC.  Al tiempo que defender a la Revolución, a nuestro legado patriótico y a la construcción del socialismo es un camino irrenunciable, que requiere más que nunca de la participación de los jóvenes porque “Tu Futuro es Hoy”.     

La organización de los niños, niñas y adolescentes cubanos: lo más importante

Por: Keyla Rosa Estévez

pioneros

Cada 4 de abril me asaltan los recuerdos; les comparto uno en este aniversario 58 de la creación de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM). Siendo su vicepresidenta, me correspondió preparar el acto nacional de ingreso a la Organización en una escuela del municipio capitalino de Diez de Octubre. Todo salió bien; los invitados coincidían en lo pertinente de contar con la OPJM; los niños desbordaban una alegría contagiosa, a la que se sumaban familias y maestros.
Casi me retiraba cuando una madre se me acercó e indignada me requirió porque había cometido un grave error, sin dejarme claro cuál había sido el desliz. Impactada por sus palabras, trataba de reconstruir los hechos y así darme cuenta en qué me había equivocado, pero no encontraba respuesta alguna. De momento me dice: “Tienes que ir al aula de mi hija y rectificar, porque hoy ella no tomó leche”. Mis ojos se abrieron como muestra de mi asombro, y le dije: “Perfecto, vamos para allá”. Llegué al aula y conversé nuevamente con los niños:
“Ser pioneros es muy importante, es algo lindo, es un privilegio, una responsabilidad. Hoy, ya son más grandes, más independientes, tienen que cuidar mucho su pañoleta y estudiar, llegar temprano a la escuela, querer a los maestros, portarse bien y ayudar en sus casas. Al final agregué: “No importa que se hagan pipi en la cama, no importa que tomen la leche en biberón, ya son pioneros y eso es lo importante”.
La niña de la mamá no había tomado la leche esa mañana porque el día anterior, entre los ejemplos que les puse para ilustrar lo que significaba ser pioneros, les había hablado de dejar el biberón.
Puede parecer una simple historia, fue la mejor manera que hoy encontré para homenajear a la bella Organización de los niños cubanos en su 58 años. Para ellos, la OPJM es de las cosas más importantes que les sucede en esa corta edad. Nosotros somos los responsables de que funcione así. ¡MUCHAS FELICIDADES!

La Red Nacional de Investigadores sobre Juventud: a propósito de su V aniversario.

María Josefa Luis Luis

Investigadora del CESJ y Coordinadora de la Red Nacional

Constitulogo de la Redida el 8 de diciembre de 2014, la Red de Investigadores sobre Juventud surge ante la necesidad de aunar los esfuerzos en la producción científica para ofrecer una visión más integradora de la juventud cubana y propiciar el acceso a la información para la toma de decisiones. Progresivamente se ha logrado la incorporación de quienes investigan sobre diversos temas relacionados con niños adolescentes y jóvenes. Con un número inicial de 107 miembros, en la actualidad supera la cifra de 300 profesionales de todo el país de los que se dedican al estudio de estas poblaciones; quedando estructurada la Red en todas las provincias, bajo la coordinación de docentes e investigadores de elevada y reconocida categoría científica y docente.

20161213_084155

Múltiples actividades académicas se han desarrollado por todo el territorio nacional con la participación de su membresía en cada una de las provincias. Se destacan entre ellas la realización de talleres y otros eventos científicos de carácter local, los eventos de base del Congreso Internacional de Investigadores Sobre Juventud realizado en el 2018, la ejecución de cursos pre congreso y tres ediciones del Diplomado en Adolescencia y Juventud en las provincias de Santiago de Cuba y Camagüey.

Cuenta con ocho grupos de trabajo que aglutina a una parte de sus miembros atendiendo a las temáticas que investigan. Fortalecer los vínculos y ampliar su producción científica, constituyen retos importantes para el año en curso.

Cuando transitamos por el año del V Aniversario, y en correspondencia con la letra de su documento constitutivo, donde se expresa la intención de poner “a disposición de los decisores de políticas el talento científico territorial, para contribuir a la solución de los problemas de adolescentes y jóvenes en Cuba” la Red Nacional de Investigadores sobre Juventud se apresta a acompañar a la UJC en los análisis que tendrán lugar en todo el país como parte del proceso previo al congreso de la organización juvenil a celebrarse en abril del 2020.

En su quehacer la Red Nacional de Investigadores sobre Juventud procura las alianzas con las instituciones de donde procede su membresía, de las estructuras del CITMA, organizaciones y movimientos juveniles; así como otras entidades y organismos relacionados. Mantiene además abierta su convocatoria  permanentemente para la incorporación de nuevos profesionales a su membresía.

150 años de protagonismo joven en las constituciones cubanas

 

images

Por: Dra. C. Alegna Jacomino Ruiz

Coordinadora de la Red de Investigadores sobre Juventud en Cienfuegos

Cada período histórico tiene la particularidad, y a su vez la complejidad, de marcar con determinados acontecimientos el devenir de una nación. En este sentido, una huella imborrable es la Constitución de Guáimaro. Se cumple el aniversario 150 de aquella Asamblea que durante los días 10, 11 y 12 de abril de 1869 aglutinó a intelectuales y terratenientes con el fin de decidir el futuro de la naciente República en Armas. En esa ocasión, fueron designados como secretarios, y a su vez autores del texto constitucional los jóvenes abogados Ignacio Agramonte y Antonio Zambrana, quienes contaban con 28 y 23 años respectivamente. Este último propuso que dondequiera que se reuniesen los legisladores del pueblo cubano, la bandera del Diez de Octubre presidiese, junto a la de la estrella solitaria, la sesión parlamentaria; decisión respetada y vigente en la Cuba revolucionaria del siglo XXI. Otros jóvenes que se destacaron fueron Eduardo Agramonte Piña, electo para la Secretaría Interior y Manuel de Quesada y Loynaz, quien ocupó el cargo de General en Jefe de la región camagüeyana. La juventud cubana nunca escatimó esfuerzos ni constancia en la lucha por un ideal común: la independencia.

Otra página en la historia constitucional estuvo protagonizada por Antonio Maceo, a quien tal vez por su carácter y madurez combativa, no lo visibilizamos como joven, a pesar de no exceder los límites de la juventud. El 23 de marzo de 1878 Maceo promulgaba la Constitución de Baraguá, que aunque tuvo vigencia solo por 74 días, estableció una unidad orgánica de poder denominado Gobierno Provisional, que reunía las funciones legislativas y ejecutivas, dejando a un lado la concepción estructural de los tres poderes asumidos por su predecesora (Guáimaro). Luego le sucedieron la Constitución de Jimaguayú (1895), la Yaya (1897), la de 1901 y la de 1940. Esta última incorporó la protección en asuntos relacionados con la familia, la cultura, la propiedad y el trabajo. Entre los redactores de esta constitución se encontraba otro joven revolucionario, Eduardo René Chibás y Ribas, que 7 años después fundaría el Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo, caracterizado por denunciar la corrupción que existía en el Partido Auténtico y el gobierno. Entre los jóvenes que ingresaron al Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo se encontraba el abogado Fidel Castro, futuro líder de la Revolución Cubana de 1959.

El triunfo de la Revolución condujo a la constante búsqueda de los mayores niveles de justicia social para todo el pueblo, enmarcados en una firme y decidida defensa de la independencia y soberanía de la Patria, que tuvo su máxima expresión en la Constitución del 24 de febrero de 1976.

Hoy, a pocos días de votar por el SÍ a la Constitución, los jóvenes también han estado presente en la redacción de su texto y en la consulta popular. No puedo dejar de mencionar la conmoción que significó en mí, ver cómo mis estudiantes de la Universidad de Cienfuegos participaban en este proceso. En sus intervenciones sobresalió la profundidad de los análisis, el deseo de tener una mejor Cuba y, por encima de todo, el agradecimiento de que hayan contado con los criterios de toda una población joven, inspirada por la pasión de una Constitución democrática y posible.

Una flor para Camilo

Por: Keyla Rosa Estévez García

Crecí en un pueblito a las afueras de Manzanillo “la ciudad pesquera”, uno de los primeros repartos construidos por la Revolución en los años 60 por la necesidad de agrupar a los pescadores que vivían inhumanamente antes del 59 en Manglares y Méganos. Allí cursé mis estudios primarios en la escuela Manuel Ascunce y por estas fechas en que el pueblo cubano rinde homenaje al Héroe de Yaguajay no puedo dejar de recordar como lo hacíamos entonces.
Mi escuela era apadrinada por el combinado pesquero “Andrés González Lines” y mientras el resto de las escuelas desfilaba hasta el malecón, para allí depositar las flores; la mía, era transportada en las embarcaciones pesqueras hasta el mismo lugar y unos frente a otros lanzábamos las flores. Era una experiencia única, que a todos encantaba.
Hoy debemos seguir potenciando desde nuestras familias e instituciones escolares la tradicional flor, explicar y trasmitir que nuestro Camilo, el hombre del sombrero alón, el de la sonrisa amplia, el señor de la vanguardia; fue uno de los pilares fundamentales de la gesta armada que derrocó a la tiranía de Batista el 1ro de enero del 59.
Camilo fue un joven de su tiempo. Combatiente y revolucionario. Expedicionario del Yate Granma. Amigo inseparable de Ernesto Che Guevara. Tras el triunfo de la Revolución Cubana es designado Jefe del Estado Mayor del Ejército Rebelde, cargo desde el cual se ocupó de la detención de Hubert Matos tras el intento de sublevación en Camagüey. El avión en que viajaba desaparece el 28 de octubre de 1959 en un viaje desde Camagüey a La Habana y nunca fue encontrad
o.

Cubanos, hijos y hacedores de la cultura cubana

Por: Yeny Borrego Dot

A pesar de las influencias e invasiones de otras culturas, la nuestra seduce e irradia esencias que distinguen a los cubanos: La voluntad de ser solidarios y trabajadores. La fortaleza y decisión de nuestros antepasados. El espíritu y coraje de los grandes e imperecederos cubanos. La admiración por los símbolos patrios. El respeto a sus semejantes, a las creencias, al patrimonio. La gracia y elegancia con la que nos relacionamos en la vida cotidiana. El ritmo al caminar y la cadencia al hablar. La picardía y creatividad para solucionar problemas. El gusto por el buen arte y la literatura. El disfrute y cuidado de la naturaleza. El sabor de nuestras comidas. El deseo de ser mejores personas. El orgullo de ser cubanos.

Porque nos gusta cómo somos,

Celebramos el Día de la Cultura cubana.

A explorar!

Por Keyla Rosa Estévez García

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy a explorar
Ama la naturaleza a la patria socialista y se prepara para la vida en campaña.

En cada rincón de Cuba, los pioneros más pequeños en homenaje al natalicio de Paquito González Cueto ingresan al Movimiento de Pioneros Exploradores. Formarse en el cuidado de la naturaleza y valores patrióticos es el principal objetivo.
Hoy no afecta que se sustituya la rosa náutica por un celular, o se empleen las nuevas tecnologías para alcanzar el fin ¡el desarrollo no lo negaremos! lo importante es que les enseñemos la necesidad del cuidado medio ambiental, que les transfiramos valores, que los hagamos crecer en la Revolución y con la Revolución.

Las niñas, y sus derechos

 

 

 

 

 

 

Por: Keyla Rosa Estévez García

Según Naciones Unidas hoy 11 de octubre se celebra el día Internacional de las Niñas. ¿Qué tan internacional podrá ser?, ¿Cómo celebrar en países donde las niñas son sometidas a trabajos forzados?, ¿Qué esperanzas de vida tienen las desnutridas?, ¿Cuál será el futuro de las que despiertan con bombas y ataques terroristas?, ¿Dónde encontrar justicia para las que crecen huérfanas porque sus padres desaparecieron producto a un conflicto armado indetenible?, ¿Hasta cuándo la prostitución infantil?, ¿Por qué la trata para venta de órganos?, ¿Quién le puede comprar un juguete a quienes apenas pueden alimentarse?, ¿Y las vacunas para las qué nacen con VIH?, ¿Cuándo las enseñaremos a leer y escribir?
¿Para cuándo dejamos la felicidad?
Reciban de Cuba solo postales de felicidad, a pesar de nuestros problemas … “Nada es más importante que un niño y especialmente una niña.