CONSEJOS Y ALERTAS PARA EL SR TRUMP:

Posted on Actualizado enn

Por Teresa Viera Hernández

Creo que tenemos que agradecerle ser tan predecible, Sr. Trump.
Como lo pensábamos, no dejó lugar a dudas: usted no nos conoce, no le hemos hecho nada, no somos un peligro ni para usted y sus millones ni para la nación más poderosa del mundo; pero “le da la gana de cogerla con nosotros”.
No hay problemas entonces, iniciamos “la temporada con usted”; pero debe prepararse, usted no es el primero al que se le mete entre ceja y ceja que “cambiemos”, pero es posible que no haya conocido a gente tan obstinada como nosotros.
Le aconsejo, para divertirnos de verdad, seguir estas líneas:
• No renuncie tan rápido, porque nosotros no lo haremos; no conocemos ese verbo: renunciar.
• No se deje caer, a nosotros nos gusta enfrentar enemigos que lo merezcan; cuando empezamos a notar que no vale la pena, lo desponchamos y dejará de ser noticia, cosa que para usted debe ser complicado.
• No se le vaya a ocurrir pasarse al bando de la “guerra de no enfrentamiento”; no va con su perfil, eso es más para personas muy inteligentes y puede hacérsele difícil y complicado. Usted, “manténgase en sus 13”.
• Nos pone verdaderamente soberbios que la gente se meta con la Patria y su historia sin conocerla; por lo que si de verdad quiere vernos enérgicos, vuelva a meter un discurso como el del viernes 16/06, desprovisto de básico conocimiento de nada.
• Continúe asesorándose con Marcos Rubio, que tampoco nos conoce y que nos cae tan mal como usted.
De todas maneras, es bueno que sepa que hay cosas con las que no lidiamos y espero que recuerde eso:
• Nuestros líderes y mártires son intocables; no porque no tengan o hayan tenido defectos, sino porque los conocemos y sentimos que, a pesar de todo lo que tengamos que decir, entregaron su vida para tener esta Cuba con posibilidades de hacerla mejor, todas y todos y todos los días.
• Nuestros niños son lo más importante. Todo lo que les afecte, como el bloqueo, nos molesta a tal punto que podemos hacer lo inimaginable para que no sufran y para que crezcan saludables y felices.
• Nuestros defectos los criticamos, y mucho, nosotros mismos, pero no nos simpatiza tanto cuando la crítica viene de fuera; porque a Cuba hay que vivirla y si usted no va resolver nada con su crítica, NO JODA.
• Nuestra salud biológica, psicológica y social es algo de lo que se ocupa mucha gente a diario y cuesta mucho hacerlo por su dichoso bloqueo; así que, si lo recrudece, tendremos que ser mejores.
• Fidel es ….., algo que usted no comprendería y por eso no se lo explico; usted ya vió el año 2016 repleto de congratulaciones por sus 90 años y después un noviembre bien doloroso, pero lleno de un cariño de pueblo que ningún líder en el mundo tendrá hoy de su pueblo; eso debe ser por algo.
Si con esto aún se decide, entonces ya estamos en sus marcas …., listos …., fuera…..
¡A VER QUIÉN GANA!

LO QUE LE DIRÍA EL CHE A TRUMP:

Posted on Actualizado enn

Por Teresa Viera Hernández

Nosotros, socialistas, somos más libres porque somos más plenos; somos más plenos por ser más libres.
Nuestra libertad y su sostén cotidiano tienen color de sangre y están henchidos de sacrificio.
Nuestro sacrificio es consciente; cuota para pagar la libertad que construimos.
El camino es largo y desconocido en parte; conocemos nuestras limitaciones. Haremos el hombre del siglo XXI nosotros mismos.
Nos forjaremos en la acción cotidiana, creando un hombre nuevo con una nueva técnica.
Quien abre el camino es el grupo de vanguardia, los mejores entre los buenos, el Partido.
La arcilla fundamental de nuestra obra es la juventud: en ella depositamos nuestra esperanza y la preparamos para tomar de nuestras manos la bandera.

Ideas de la Carta a Carlos Quijano, del Seminario “Marcha” de Uruguay, más conocida como el texto: “El Socialismo y el Hombre en Cuba”, de Ernesto Guevara de la Serna

Posted on

Trabajo Anabel

La Infancia que desconocemos…

Posted on

Por: Keyla Rosa Estévez García

Cuba esUNICEF-Cuba-GBell-655 un ejemplo de que con voluntad política, a pesar de las grandes dificultades económicas, se puede conseguir una garantía casi total en el ámbito de la supervivencia y tener progresos sostenidos en relación a la protección y el desarrollo como máximas prioridades.Cuba puede sentirse orgullosa por sus indicadores de atención y desarrollo de la infancia, muy superior a los países de su entorno y similar a los de países más avanzados.

Mientras en el mundo 1000 millones de niños carecen de uno o más servicios esenciales para la supervivencia y el desarrollo, 148 millones de menores de cinco años en las regiones en desarrollo tienen un peso insuficiente para su edad, 101 millones de niños no acuden a la escuela primaria, 22 millones de recién nacidos no están protegidos contra enfermedades mediante la vacunación sistemática. Otros, 8,8 millones mueren anualmente antes de cumplir cinco años y 4 millones mueren antes del primer mes de vida; 2 millones de niñas y niños  menores de 15 años viven con VIH, 500,000 mujeres mueren cada año debido a causas relacionadas con el embarazo y el parto y casi el 20% de los niños y niñas menores de 18 años se encuentran en situación de pobreza extrema.

En Cuba según los datos censales viven 2 341 649 niñas y niños entre 0 y 17 años. Para ellos se garantiza el sistema de lactancia materna, que incluye la existencia de 10 bancos de leche materna, la distribución de suplementos nutricionales, el programa ampliado de vacunación, las clínicas de salud y las visitas al hogar. En nuestro país no nace un niño que no es registrado inmediatamente, están instituidos programas para prevenir el abandono y maltrato, así como programas para niños discapacitados y huérfanos.

En lo que se refiere a la atención educativa de los derechos de la primera infancia, un lugar importante lo tiene el programas social de preparación de la familia para la estimulación educativa temprana de sus hijos e hijas, de carácter nacional por vías no institucionales “Educa a tu Hijo”, iniciativa de carácter intersectorial y multidisciplinario, apoyada por la UNICEF.  Este programa ha reforzado las acciones comunitarias dirigidas a reafirmar y consolidar aquellos valores y prácticas en las familias que garanticen la igualdad, equidad y el respeto a los derechos de los niños y las niñas. En él se atienden actualmente (datos del 2015), 610,430 niños y niñas, el 70 % de la población comprendida entre 0-5 años de edad. En particular, en las zonas rurales se sigue ampliando la cobertura, con un total de 12 000 grupos no institucionales, que representan el 46,16% del total (26,426).

Están matriculados en los 1 078 círculos infantiles que funcionan en el país, un total de 137 501 niños; de ellos 65 589 son hembras. En la actualidad la tasa neta de ingreso a la enseñanza primaria supera el 98% y la tasa neta de escolarización el 99% de la población entre 6 y 11 años de edad. Por otra parte, el Estado presta especial atención al desarrollo de las Escuelas Especiales donde se atienden a los niños con necesidades educativas especiales, para que además de valerse por sí mismos se incorporen a la vida en sociedad. La matrícula de esta educación asciende a 38 133. En los centros especializados en arte y deporte se desarrollan a los niños y niñas las aptitudes vocacionales. En la actualidad existe en cada provincia del país una escuela de este tipo con una matrícula de más de 3 500 estudiantes, 1 314 en las de deporte y 2 096 en las de arte.

En días como estos, pensemos en lo bueno que sería desconocer las infancias que sufren y trabajar cada día porque Cuba siga exponiendo una niñez feliz y protegida.

 

Retráctese, Sr Trump y …, de paso, estudie.

Posted on

Por: Teresa Viera Hernández7-banner_frasesfidel_600x400-jpg_1991931196

Llamar “dictador brutal” al hombre que mas hizo por la humanidad toda, al inculcar en nuestros ciudadanos la solidaridad, que nos ha llevado a hacernos imprescindibles en la vida de millones en el mundo; es una falacia que, si no doliera tanto, podría provocar hasta risa.

Infórmese, ¿de qué “pelotones de fusilamiento y robo” habla? Creo que se ha confundido. Tal cual mal aprendiz de Historia, seguramente se está refiriendo a las horrendas jornadas de tortura y hostigamiento y saqueo del presupuesto para la educación, del gobierno anterior al 59; en el que la “pobreza” extrema, sumía en “sufrimiento” a la familia cubana, sobre todo las campesinas y, precisamente esto, condujo a la toma de conciencia de los miles que hicieron la revolución armada, por la cual somos hombres y mujeres dignos.

No confunda conceptos: unidad y “totalitarismo” no es lo mismo. Cuba tiene un pueblo unido, eso es cierto; unido en torno a Fidel, Raúl, el Partido y la Revolución. Un pueblo racional y reflexivo, instruido y crítico, inconforme e insatisfecho y también transformador de una realidad no deseada, de un modelo económico social bloqueado por su gobierno; en este caso, sí en franca violación de los “derechos humanos” de cubanos y cubanas.

Le advierto que por nuestra “libertad” no debe preocuparse; esa la conquistamos hace rato y la defendemos bien; o ¿es que no ha sido consciente de ello, luego del ejercicio militar nacional de las pasadas semanas?.

Le alerto sobre su adherencia a los cubanos estadounidenses a los que hace referencia en su declaración. No son un buen árbol y, por tanto, no tendrá sombra; por lo que su descolorida piel, puede quemarse con un sol abrazador y revolucionario, que arde esta mañana, de manera muy especial en Cuba triste, enérgica y viril.

Por último, no se meta con nosotros; estamos todavía tratando de asimilar este golpe; pero, si nos agrede, no dudaremos en ser miles contra los que sus millones se desvanecerían. Hoy lloramos, es cierto, lo hacemos sin vergüenza, porque nuestro líder, el que fue consecutivamente elegido, de manera demócratica, al frente de la dirección del país; ha muerto. No moleste, manténgase al margen; no nos haga saber que respira, porque hoy no aguantamos ni eso.

No mancille la memoria del hombre que ha mantenido despiertos a cientos en el mundo durante la pasada madrugada. Recuerde que no hay mayor fracaso que alegrarse de la muerte del hombre que no pudieron vencer en vida. No sea tan mediocre.

Fidel se fue triunfante, cuando lo consideró y no cuando lo quisieron y quizás también porque usted llegó. Era necesario que descansara y es usted demasiado evidente y fácil; no hacía falta un hombre de la talla del gigante cubano, para que le venciéramos. Todavía no se sienta en la silla presidencial y ya ha sido derrotado. Vaya llevando la cuenta, solo hemos empezado.

 

VOCACIÓN DE SERVIR

Posted on

Por: Dra. Teresa Viera Hernández

Muchos escribfidelen y, por supuesto, mejor y más profundamente que yo acerca del líder mundial que es Fidel, movidos por la tristeza. Diversas son las áreas en las que se aborda su personalidad y los enfoques con las que se describen sus más relevantes virtudes.

A mí se me antoja escribir, en presente, sobre su infinita vocación de SERVIR; así, con mayúscula. Para mí, su mayor enseñanza ha sido precisamente la de aprender la utilidad de la virtud martiana; esa que brinda al hombre (y la mujer), la necesidad de reflexionar en que su talento no es para sí, sino para lo demás y no para los demás, sino, también, para lo que nos trasciende como seres humanos: LA HUMANIDAD.

Su inclaudicable necesidad de vencer toda batalla, no por el mérito, sino por el bien que hace esa victoria; me enseñó este optimismo a ultranza, del que algunos se ríen, cuando creen que no lo logro. Su necesidad útil de trasmitir la experiencia que le han dado, no los estudios solamente, sino la práctica cotidiana y no plana, sino llena de matices; nos enseñan a diario la responsabilidad con la formación de los más jóvenes, en la larga e interminable carrera al triunfo y éxito colectivos.

No es posible imaginarlo de otra manera que sirviendo a todo lo demás. Era y es aún, el que puede ser capaz de pensar en cosas que no imaginamos sean necesarias pensarlas en este preciso instante; en que la urgencia en la solución de no pocos inmediatos problemas nos consume. Por eso es preciso no estudiar solo lo que escribió o dijo, sino los procesos que lo condujeron a eso ¿Por qué es así Fidel? Cuando podamos medir cada uno de los pasos que dio, la manera y las vías que usó para darlo; estaremos siendo capaces de enseñarnos a ver su grandeza infinita. Su naturaleza, como la de Martí, no proviene solo de los estudios; ya eran capaces ambos, cuando los estudios forjaron el ideal, de mostrar sensibilidad sin límites por las buenas y nobles causas.  La cuna?, es posible sí, pero tiene obligatoriamente que haber más. Es preciso escudriñar en cada momento de la vida de los grandes hombres cubanos de todos los tiempos, que al igual que él, aún hoy, no dejan de servir; solo por el amor al arte de hacerlo.

Muchas veces he oído acerca de publicaciones que recojan su obra revolucionaria…., y está muy bien, la biografía…., y está muy bien; pero me parece relevante su pensamiento y a veces el pensamiento tiene una gran cuota de riqueza imperceptible en lo que finalmente se hace, se escribe o se ve. Creo, firmemente, que para entender la admiración y veneración masivas a un líder, de que es objeto este grande de dos siglos, es preciso llegar a entender esos complejos procesos que no se explican; sencillamente suceden en algoritmos tampoco tan bien planteados, pero que, al final  conducen a verdades absolutas en la historia no solo de países y personas, sino del tiempo.

Fidel es escuela del saber pensar, del saber conducir, del saber triunfar y es muy necesario apropiarnos de todo eso para hacer avanzar el Socialismo Cubano por el que hemos optado. Muchos en estos tiempos modernos descansan, disfrutan vacaciones o sencillamente deciden trascurrir ociosamente su vejez y él, al final, nos enseña, cuando comienza la inmortalidad, para qué viene  el hombre al mundo: PARA SERVIR, PARA SER ÚTIL.

Es una persona que no deja de hacer. Muchas veces he dicho a los más íntimos que soy alguien, a pesar de que parezca increíble, que puedo permanecer totalmente callada, sin hacer absolutamente nada, durante más de 24 horas y, algunos, hasta se han asombrado de ello. Ahora que lo pienso, qué de extraordinario tiene detenerse; lo que se necesita de nosotros es que hagamos y ojalá todos empleáramos el talento que poseemos, cualquiera que este fuere, en hacer el bien y hacerlo bien.

Sé que el homenaje que quisiera no puedo aún dárselo; me falta mucho para llegar a ser como el Che que concibió para mí y para todos nosotros y tengo que esmerarme en aprender todo lo que pueda, para ayudar en lo que sea imaginable ahora y en lo que no puedo imaginar. Sé, objetivamente, que puedo llegar a ser una mejor persona y que así lo necesitan, sobre todo, mi hija y el colectivo al que hoy me debo y sé, también, que no es buscar perfección inlograble a lo que debemos dedicarnos; sino a lograr la excelencia humana sensible y perfectible que necesita Cuba.

Lo que sí puedo garantizarle, Comandante, es que viviré tratando de hacerlo.

Gracias por servirme siempre. Somos muchos para el hacer de estos tiempos; no deje de guiarnos.