Políticas de juventud rural en Cuba: logros, y desafíos

Posted on

Por: MariamTrilceMartinto Gálvez

Vivir en zonas rurales, trae aparejados patrones de comportamiento y desarrollo diferentes para un joven, en comparación con sus coetáneos de zonas urbanas.La juventud rural es un recurso muy importante a la hora de desarrollar una estrategia de desarrollo social a largo plazo. En Cuba, debido a la voluntad política del Estado cubano de respetar los derechos de los ciudadanos/as y de las oportunidades con las que cuentan todos los segmentos poblacionales para su inserción en la sociedad, se han establecido numerosas acciones para beneficiar este grupo poblacional.

Los Lineamientos 197 y 198 del VI Congreso del PCC se proponen desarrollar una política integral destinada a repoblar las zonas rurales, adoptando medidas que promuevan la permanencia de fuerza de trabajo en estas localidades. Consecuente con este objetivo, se han concretado importantes medidas para elevar el nivel cultural de los jóvenes rurales, insertándolos en carreras que tributen al desarrollo de sus localidades una vez graduados. De esa forma, se ha resaltado el papel de los Institutos Politécnicos (IPA) ylos Centros Universitarios Municipales CUM como lugares donde se estimula la capacitación agrícola de los jóvenes. De igual modo, se han promovido dentro de las opciones de continuidad de estudios las carreras relacionadas con la agricultura.

La inserción de los jóvenes rurales en las labores agrícolas se ha visto respaldada por la emisión de leyes que propician la entrega de tierras en usufructo, entre las que se destacan el Decreto Ley259 del 2008, el Decreto Ley 300 del 2012 y la Resolución Ministerial 449/2013 del Ministerio de Agricultura.Además de promover el desarrollo local de las zonas rurales, estas medidas han favorecido la sustitución de importaciones de alimentos.

En materia de cultura, se han afianzado diversas estrategias para integrar a los jóvenes rurales, entre las que se destacan las acciones implementadas dentro del Plan Turquino Manatí. Las instituciones culturales de base realizan su aporte a las tareas de este importante programa. Se han entregado equipos y materiales para el trabajo cultural en las zonas montañosas y de difícil acceso. Se realizan además giras artísticas, ferias del libro y festivales de montaña, destacando la labor de actores como el proyecto LaColmenita, las brigadas de instructores de arte, la Guerrilla de los Teatreros y Teatro Andanteen las diferentes comunidades.

Por su parte, las políticas de salud establecidas en Cuba han permitido que los servicios sanitarios beneficien a la totalidad de los jóvenes rurales. Los indicadores demográficos son un reflejo claro de los resultados de estas acciones. La mortalidad en los jóvenes rurales es baja, incluso los valores asociados a este factor son más favorables que los observados en las urbes. Los niveles de fecundidad son similares a los de las zonas urbanas, aunque en el caso de las adolescentes prevalecen en las zonas rurales valores superiores, que muestran que se debe continuar enfatizando en este vulnerable grupo.

El análisis de las políticas de juventud destinadas a los jóvenes rurales muestra que no han sido pocas las acciones destinadas a la capacitación de estos, así como su correspondiente inserción en labores agrícolas. La acción conjunta de diversos organismos ha propiciado la inserción de  jóvenesen labores priorizadas del país.A pesar de ello, existen algunas brechas entre las estadísticas urbanas y rurales que alertan hacia la necesidad de focalizar en el análisis de problemas presentes en los campos cubanos, como la fecundidad adolescente y la presencia de niveles educacionales más bajos, sobre todo, en el caso de los hombres.

A pesar de la prioridad que se les ha dado dentro de los planes de estudio, las carreras agrícolas no han contado con la aceptación esperada por parte de los jóvenes cubanos. Las medidas tomadas para promover la inserción juvenil en labores agrícolas haprovocado una incipiente incorporación a ese tipo de empleo, que todavía no es suficiente.Profundizar en los problemas, necesidades y retos de la juventud rural cubana se hace imprescindible en la actualidad.jovenes rurales en casa de cuidado de arroz

Anuncios

Pensando en las familias cubanas

Posted on

Por: Odette del Risco Sánchez

¿Cuál es la percepción que poseen adolescentes y jóvenes respecto a sus familias? ¿Cómo estas poblaciones participan en el entorno familiar? ¿Cuáles son los retos que en el contexto cubano se vivencian desde las políticas públicas para la protección a las familias y a sus miembros más jóvenes? Estas y otras interrogantes pueden surgir cuando se piensa en las familias cubanas.

Para la población juvenil, la familia se erige, regularmente como lo más importante en sus vidas, siendo entendida como espacio ideal para la educación, obtención de apoyo, seguridad, y el intercambio de afectos entre sus miembros. Ofreciendo así, el sustento necesario para asumir los desafíos de cada etapa de la vida.

Es interesante apreciar que ante cada logro alcanzado en los contextos escolares y profesionales, los y las jóvenes tienden a dedicarlo a personas del ámbito familiar, lo que devela la relevancia que adquiere este espacio para alcanzar sus metas. A su vez, la definición de familia trasciende los lazos consanguíneos para abarcar aspectos como la convivencia y sobre todo, los vínculos afectivos.

Las vivencias positivas en este espacio sin dudas inciden en la conformación de la familia propia. Por ello, suponen retos para este panorama el establecimiento de una comunicación dialógica; lograr mayores niveles de participación de sus miembros en la organización de la vida familiar, en la distribución equitativa de tareas del hogar, y en especial de los roles y responsabilidades que asumen padres y madres en el cuidado y educación de la descendencia; así como la eliminación de situaciones de violencia entre sus miembros.

Las familias no están alejadas de las transformaciones económicas, políticas y sociales que se suceden en el contexto cubano. Aún prevalecen en el mapa familiar dinámicas complejas que emergen de las dificultades para garantizar las necesidades materiales de sus miembros, según las peculiaridades de cada etapa del desarrollo, problemas con la adquisición y condiciones constructivas de las viviendas, y fenómenos como la migración interna y externa. De ahí la necesidad de pensar cómo desde las políticas públicas existentes se protegen y garantizan los derechos de tan importante grupo social.

Por ello, desde el Centro de Estudios Sobre la Juventud les invitamos a celebrar este día pensando en cómo contribuir a generar espacios que potencien el desarrollo integral de las familias cubanas.la imagen muestra la heterogeneidad de una familia cubana

GOBERNABILIDAD PARTICIPATIVA: VOCACIÓN DE SERVIR

Posted on Actualizado enn

Dra. Teresa Viera Hernández (Directora del Centro de Estudios sobre la Juventud)

 

Foto del Comandante en Jefe Fidel Castro

Muchos escriben y, por supuesto, mejor y más profundamente que yo acerca del líder mundial que es Fidel. Diversas son las áreas en las que se aborda su personalidad y los enfoques con las que se describen sus más relevantes virtudes.

A mí se me antoja escribir sobre su infinita vocación de SERVIR; así, con mayúscula. Para mí, su mayor enseñanza ha sido precisamente la de aprender la utilidad de la virtud martiana; esa que brinda al hombre la necesidad de reflexionar en que su talento no es para sí, sino para lo demás y no para los demás, sino, también, para lo que nos trasciende como seres humanos: LA DIGNIDAD HUMANA.

Su inclaudicable necesidad de vencer toda batalla, no por el mérito, sino por el bien que hace esa victoria; nos enseñó este optimismo a ultranza, del que algunos se ríen, cuando creen que no lo logramos. Su necesidad útil de trasmitir la experiencia que le han dado, no los estudios solamente, sino la práctica cotidiana y no plana, sino llena de matices; nos enseñan a diario la responsabilidad con la formación de los más jóvenes en la larga e interminable carrera al triunfo y éxito colectivos.

No es posible imaginar la sociedad y sistema político revolucionario del que es su líder indiscutible,  de otra manera que sirviendo a todo lo demás. Una sociedad que puede ser capaz de concebir, colectivamente, desde el Estado y su sistema de organizaciones revolucionarias, lo que ninguna inteligencia aislada imagina sea necesario pensar en este preciso instante, en que la urgencia en la solución de no pocos inmediatos problemas nos consume. Cuando se es capaz de medir cada uno de los pasos, por el momento, la manera y las vías que se usa para darlo, desde el más avanzado de los sistemas de gobierno: EL SISTEMA DEL PODER POPULAR; estamos aprendiendo a ver y comprender en qué radica la grandeza infinita de un ser social responsable con la sociedad en que vive. Su naturaleza, no proviene del ensalzamiento al éxito de alguien, sino del reconocimiento meritorio al resultado colectivo de algo; mostrando sensibilidad sin límites por las buenas y nobles causas.  Es preciso escudriñar en cada momento de la vida de los grandes hombres cubanos de todos los tiempos, que, aún hoy, no dejan de servir; solo por el amor al arte de hacerlo.

Creo, firmemente, que para entender la admiración y veneración masivas a una nación que ha sabido erigirse en ejemplo de oportunidades y accesos de sus ciudadanos, es preciso llegar a entender esos complejos procesos que no se explican; sencillamente suceden, tampoco tan bien planteados, pero que, al final  conducen a verdades absolutas en la historia no solo de países y personas, sino del tiempo: EN CUBA EL PUEBLO GOBIERNA PARTICIPANDO

Fidel es escuela del saber pensar, del saber conducir, del saber triunfar y es muy necesario apropiarnos de todo eso para hacer avanzar el Socialismo Cubano por el que hemos optado. Muchos en estos tiempos modernos descansan, disfrutan vacaciones o sencillamente deciden trascurrir ociosamente el paso de los tiempos aprovechando los momentos para sí y  descuidando para qué viene  el hombre al mundo: PARA SERVIR, PARA SER ÚTIL.

Cuba no deja de hacer y no solo por los suyos. Muchas veces he dicho a los más íntimos que soy alguien, a pesar de que parezca increíble, que puedo permanecer totalmente callada, sin hacer absolutamente nada, durante más de 24 horas y, algunos, hasta se han asombrado de ello. Ahora que lo pienso, qué de extraordinario tiene detenerse; lo que se necesita de nosotros es que hagamos y ojalá todos empleáramos el talento que poseemos, cualquiera que este fuere en hacer el bien, desde estas organizaciones verdaderamente sensibles a lo imprescindible en el escenario social cubano, a las que pertenecemos y que tanto precisan de nuestro talento.

-Cuba es la nación más organizada del mundo– decía cuando, siendo aún adolescente y ya con un determinado nivel de criticidad en mi pensamiento, me percataba de cómo se establecía mi proceso de participación ciudadana: elecciones estudiantiles y de gobierno, inserción social a través del estudio y del funcionamiento de las organizaciones a las que pertenecía y había pertenecido con solo 16 años (Unión de Pioneros de Cuba, devenida luego en Organización de Pioneros José Martí; Comité de Defensa de la Revolución; Federación de Mujeres Cubanas; Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, dentro de la cual pertenecer al Movimiento de Monitores y a las Sociedades científicas me apasionaba). No podría decir que me sentía totalmente identificada con todas, pienso que porque eran solo 16 años; pero lo cierto es que estaban allí también para mí y para todos y todas los que como yo, siendo cubanos y viviendo en Cuba, queríamos participar cívicamente en todos los procesos de masas, sociales y políticos. Continúe creciendo -no solo en tamaño- y muchas de estas organizaciones y otras, me han hecho llegar a donde estoy y a lo que soy hoy. Sé, objetivamente, que puedo llegar a ser una mejor persona y que así lo necesitan, sobre todo, el colectivo al que hoy me debo y sé, también, que no es buscar perfección inlograble a lo que debemos dedicarnos; sino a lograr la excelencia humana sensible y perfectible que necesita CUBA.

Lo que sí puedo garantizar es que viviré tratando de hacerlo, como cubana y militante del Partido Comunista al que admiro y logré pertenecer.

Sociedad Civil ¿Garante de la Libertad?

Posted on

Lic. Yaniset Nuñez Manzanares (Historiadora e Investigadora Agregada del Centro de Estudios sobre la Juventud)

En estos días en que nuevamente emergen las discusiones sobre sociedad civil,y se nos presenta a todos como la “garante de los valores sociales” y “la inspiración para la acción cívica y la “democracia”,y que sobre todo, se nos vende a Cuba como la fórmula que garantiza la solución para “nuestros problemas políticos, socio-económicos”, porque los habitantes de esta Isla “estamos muy lejos de conocerla y por supuesto de practicarla”, valdría la pena reevaluar rápidamente algunas de las experiencias que hemos vivido en nuestro pasado cercano bajo la fórmula salvadora de la sociedad civil que promueve el neoliberalismo.

Recordemos que parte de la historia de Cuba se desarrolla en la lucha contra la dominación norteamericana, la “campeona de la democracia” y la presunta defensora del mencionado proyecto que dominó nuestra Isla a garrote vil durante 60 años, cobrando la vida de decenas de valerosos jóvenes que alzaron sus voces para reclamar sus derechos: de Rafael Trejo, de Paquito González Cueto, de Julio Antonio Mella, de José Antonio Echeverría y otros; sofocando a bastón y pistola las manifestaciones estudiantiles. Porque las prebendas que había regalado el gobierno norteamericano durante las dos primeras décadas de intervención-libertad de asociación, expresión, reunión, etcétera, pronto desaparecieron ante las presiones del movimiento social, juvenil y obrero, que se aglutinaban en torno a la lucha antiimperialista. A partir de la década del 30, las asociaciones civiles comenzaron a debilitarse profundamente en el contexto cubano, coartadas por las represiones policiales y las presiones injerencistas norteñas.

Al Triunfo de la Revolución, necesariamente la unidad alcanzada con las principales fuerzas y organizaciones políticas provenientes de la etapa anterior, que habían protagonizado la ofensiva final contra el imperialismo – el Movimiento 26 de julio, el Directorio Revolucionario, la Juventud Socialista-, organizadas en frente común contra la amenaza yanqui y en coherencia con la propia estrategia adoptada por el gobierno, se convirtió en un elemento decisivo para la sociedad civil naciente.

La interpretación más frecuente y radical que se le da a la sociedad civil en nuestros días, ha dado lugar a una acepción imprecisa referida a cualquier actividad colectiva de la ciudadanía que prescinda de la política; sin embargo, la historia ha evidenciado que la sociedad civil más dinámica ha significado en muchos casos menos democracia; en tanto estimula una mayor descentralización y atomización del pueblo.

Víctima de esta fragmentación son nuestros pueblos latinoamericanos y globales; donde el pluralismo asociativo conduce, en la mayoría de los casos, a la división y a la desintegración, convirtiéndoles es presa fácil para las manipulaciones neoliberales e imperialistas. El desempleo, la exclusión, la marginación, y el aumento de la criminalidad a niveles exorbitantes, sin mencionar el juvenecido; constituyen una de las expresiones más lamentables de estos procesos, ante los cuales el libre asociacionismo promueve el formalismo civil.

La SOCIEDAD CIVIL CUBANA representa una comunidad coherente que ha establecido y desarrollado relaciones formales e informales caracterizadas por intereses comunes, en oposición a la concepción burguesa que promueve la “balcanización” de la sociedad y la exacerbación del individualismo.

Los esfuerzos norteamericanos no pretenden estimular una sociedad civil vigorosa, sino más bien una activa oposición al socialismo. Para ello fracturar la unidad y estimular la fragmentación a partir de acciones como reconocer y financiar a proyectos no gubernamentales con incidencia en la economía, alentar a grupúsculos que manifiesten abierta oposición al gobierno y crear programas de captación subversiva para los jóvenes, constituyen algunas de las principales estrategias.

Nuestra sociedad civil es perfectible, luchamos porque cada vez nuestros jóvenes tengan más participación, voz y protagonismo; pero en ella nuestros JÓVENES no son violentamente reprimidos por la policía, ni nuestros NEGROS asesinados en las calles por la intolerancia racial, ni nuestros HIJOS mueren asesinados en las escuelas por los repugnantes intereses armamentistas que el ESTADO alienta y que las dinámicas “asociaciones civiles” no pueden contrarrestar. NUESTRO PRINCIPAL VALOR ES LA UNIDAD.jovenes marchando en un primero de mayo

El amor y las poblaciones jóvenes

Posted on

jovenes

Elaborado por: Odette del Risco Sánchez

En la etapa de la adolescencia y la juventud, la pareja resulta importante e incide en el desarrollo de la personalidad, sin embargo en ambas etapas los modos de establecer el vínculo amoroso posee diferentes cualidades. Sin dudas, el amor a la pareja se vivencia a lo largo de la vida pero el primer amor generalmente se vive en estas etapas y generalmente, deja buenos recuerdos para el resto de la vida.

En la adolescencia los vínculos que se establecen influyen en el proceso de conocerse a sí mismo. En esta etapa la experimentación es fundamental, por lo que las relaciones se pueden caracterizar por la inestabilidad y poca durabilidad, cuestión que en ocasiones es juzgada por los adultos y suscita conflictos con estos. A veces, los adolescentes viven sus relaciones motivados por la espontaneidad o por presiones grupales. Además, la búsqueda del “príncipe azul” puede ser para muchas chicas una tarea ardua que difícilmente sus coetáneos puedan cumplir. En esta etapa, muchas veces se valoran características físicas o el “estar a la moda” como elemento para seleccionar a la pareja. Sin embargo, a pesar de lo que algunos creen, estar enamorados es una de las razones fundamentales que refieren las poblaciones jóvenes, aunque ello supone diversas representaciones en torno a su significado.

En la etapa de la juventud se diversifican los modos de establecer el vínculo amoroso el cual puede estar marcado por la cohabitación y la construcción de proyectos en conjunto. Las uniones consensuales o el declararse soltero con pareja es uno de los estados en los que se declaran los jóvenes. En este período de la vida la selección de la pareja resulta más intencionada que en la adolescencia, y el vínculo alcanza mayor perdurabilidad. Precisamente, van emergiendo aspiraciones vinculadas al ámbito de la pareja y a la conformación de la propia familia aunque muchos, desde la mirada adulta, postergan este último proyecto.

Sin embargo, no todo es “color de rosas” aún existe la idea del amor “tormentoso” y dependiente, sustentado en productos audiovisuales y canciones donde los estereotipos asociados a lo femenino y lo masculino se encuentran estructurados de manera rígida. La pareja de hoy no está ajena a una serie de experiencias negativas que pueden atentar contra la felicidad de sus integrantes. Discriminaciones por motivo de orientación sexual e identidad de género, violencia, dificultades en la comunicación, conflictos económicos y familiares que impactan en la relación, aspiraciones y expectativas que no se corresponden con la pareja, son algunas de las vivencias negativas que pueden experimentar sus miembros.

No obstante a ello, cada pareja construye su relación de diversos modos, sobre todo debe ser una meta que prime el bienestar entre sus miembros, que sea un espacio placentero y de satisfacción para ellos. Lograr este objetivo es responsabilidad de cada pareja, donde el amor debe resultar una premisa esencial.

 

 

Orgullo de una celebración

Posted on Actualizado enn

índiceFoto: Tomada de Juventud Rebelde

Por: Yeny Borrego Dot

Cuando en Cuba se habla de labores nobles y de alta sensibilidad humana, está presente dentro de nuestro modelo educativo, la Educación Especial. Su creación fue impulsada por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, en coherencia con la vocación de la Revolución cubana de abogar por la protección y derechos de todos los niños, adolescente y jóvenes.

Desde la Educación Especial se desarrollan procesos educativos y de orientación para los educandos y sus familiares. Las herramientas particularizadas que se ofrecen a cada niño, adolescente y jovencon necesidades educativas especiales, tienen el propósito de fortalecer valores, enaltecer su autoestima, contribuir a la formación de sujetos para la vida independientes mediante la continuidad de estudios y la capacitación que permita el desempeño de oficios y otras actividades en el ámbito laboral y social.

Pareciera sencillo por ser cotidiano, sin embargo, los avances por pequeños que parezcan, son frutos de mucha dedicación, constancia, paciencia y sobre todo, muchísimo amor. La creatividad se impone ante la necesidad de productos, bienes y servicios que sean mucho más inclusivos, desafío este, que es universal y Cuba no se encuentra ajeno a tales realidades.

Pero es un día, una jornada para celebrar los logros y desafíos de la Educación Especial cubana.

¡Felicidades al imprescindible gremio docente y administrativo de las Escuelas Especiales!

¡Felicitaciones también a todos los trabajadores que desde otras áreas con su labor decisiva acompañan los procesos educativos en busca de la integralidad de los sujetos con necesidades educativas especiales y su equiparación de oportunidades!