Políticas de juventud rural en Cuba: logros, y desafíos

Posted on

Por: MariamTrilceMartinto Gálvez

Vivir en zonas rurales, trae aparejados patrones de comportamiento y desarrollo diferentes para un joven, en comparación con sus coetáneos de zonas urbanas.La juventud rural es un recurso muy importante a la hora de desarrollar una estrategia de desarrollo social a largo plazo. En Cuba, debido a la voluntad política del Estado cubano de respetar los derechos de los ciudadanos/as y de las oportunidades con las que cuentan todos los segmentos poblacionales para su inserción en la sociedad, se han establecido numerosas acciones para beneficiar este grupo poblacional.

Los Lineamientos 197 y 198 del VI Congreso del PCC se proponen desarrollar una política integral destinada a repoblar las zonas rurales, adoptando medidas que promuevan la permanencia de fuerza de trabajo en estas localidades. Consecuente con este objetivo, se han concretado importantes medidas para elevar el nivel cultural de los jóvenes rurales, insertándolos en carreras que tributen al desarrollo de sus localidades una vez graduados. De esa forma, se ha resaltado el papel de los Institutos Politécnicos (IPA) ylos Centros Universitarios Municipales CUM como lugares donde se estimula la capacitación agrícola de los jóvenes. De igual modo, se han promovido dentro de las opciones de continuidad de estudios las carreras relacionadas con la agricultura.

La inserción de los jóvenes rurales en las labores agrícolas se ha visto respaldada por la emisión de leyes que propician la entrega de tierras en usufructo, entre las que se destacan el Decreto Ley259 del 2008, el Decreto Ley 300 del 2012 y la Resolución Ministerial 449/2013 del Ministerio de Agricultura.Además de promover el desarrollo local de las zonas rurales, estas medidas han favorecido la sustitución de importaciones de alimentos.

En materia de cultura, se han afianzado diversas estrategias para integrar a los jóvenes rurales, entre las que se destacan las acciones implementadas dentro del Plan Turquino Manatí. Las instituciones culturales de base realizan su aporte a las tareas de este importante programa. Se han entregado equipos y materiales para el trabajo cultural en las zonas montañosas y de difícil acceso. Se realizan además giras artísticas, ferias del libro y festivales de montaña, destacando la labor de actores como el proyecto LaColmenita, las brigadas de instructores de arte, la Guerrilla de los Teatreros y Teatro Andanteen las diferentes comunidades.

Por su parte, las políticas de salud establecidas en Cuba han permitido que los servicios sanitarios beneficien a la totalidad de los jóvenes rurales. Los indicadores demográficos son un reflejo claro de los resultados de estas acciones. La mortalidad en los jóvenes rurales es baja, incluso los valores asociados a este factor son más favorables que los observados en las urbes. Los niveles de fecundidad son similares a los de las zonas urbanas, aunque en el caso de las adolescentes prevalecen en las zonas rurales valores superiores, que muestran que se debe continuar enfatizando en este vulnerable grupo.

El análisis de las políticas de juventud destinadas a los jóvenes rurales muestra que no han sido pocas las acciones destinadas a la capacitación de estos, así como su correspondiente inserción en labores agrícolas. La acción conjunta de diversos organismos ha propiciado la inserción de  jóvenesen labores priorizadas del país.A pesar de ello, existen algunas brechas entre las estadísticas urbanas y rurales que alertan hacia la necesidad de focalizar en el análisis de problemas presentes en los campos cubanos, como la fecundidad adolescente y la presencia de niveles educacionales más bajos, sobre todo, en el caso de los hombres.

A pesar de la prioridad que se les ha dado dentro de los planes de estudio, las carreras agrícolas no han contado con la aceptación esperada por parte de los jóvenes cubanos. Las medidas tomadas para promover la inserción juvenil en labores agrícolas haprovocado una incipiente incorporación a ese tipo de empleo, que todavía no es suficiente.Profundizar en los problemas, necesidades y retos de la juventud rural cubana se hace imprescindible en la actualidad.jovenes rurales en casa de cuidado de arroz

Anuncios

Un comentario sobre “Políticas de juventud rural en Cuba: logros, y desafíos

    mirardo escribió:
    20 julio, 2018 en 4:55 PM

    Acertado enfocar el trabajo hacia la juventud rural y la juventud empleada en actividades agropecuarias desde las políticas públicas. Así, como nos muestra el artículo, es posible incidir en la vida laboral, familiar, cultural, política, en la cosmovisión de estos segmentos juveniles. No podemos dejar de lado la atención a las dimensiones culturales, auqnue lo laboral reuqiere inmediatez y puede ser un “carro” o vía que posibilite el desarrollo de las demás dimensiones, a la vez que aporta a las necesidades del país. Según he podido observar, los jóvenes se motivan más por entrar y permanecer en el trabajo agrícola cuando este es rentable y con un “toque” de actualidad. Parece que cualquiera desea que su trabajo sea rentable, !es así!, pero en muchas ocasiones los campesinos adultos -que pasan de los 50- permanecen en actividades agrícolas no rentables por muchos motivos, luego de haberle dedicado a esa empresa, cooperativa o a su parcela gran parte de su vida. Los jóvenes no están en esa posición aún. Ya hemos visto que trabajos de agricultura urbana y rural muy rentables son “dominados” por los jóvenes. Eso se une con el “toque” de actualidad, resulta menos atractivo irse al zurco con la guataca, al sol, que el cultivo intensivo en canteros, en hidropónicos, casas de cultivo y similares. Aquí se cumple para el joven ser parte de algo actual y no de algo visto como “arcaico” -hasta hace poco- en esta sociedad. Claro, esto nos lleva a ver más jóvenes produciendo flores o frutas cortadas en nylon, que maiz, frijol, arroz, viandas. Actualmente varias empresas y asociaciones del sistema agropecuario cubano están impulsando formas de organización novedosas y proyectos que están significando estos “toques” de rentabilidad y actualidad en la producción agropecuaria en general y para el medio rural. Luego se ve a un joven cooperativista que consulta la internet para constatar sus métodos de agroecología, a un usufructurio escribirle por email a otro para comprobar si tiene una plaga en sus cultivos. Ya he visto a varios de ellos y ellas van a eventos científicos nacionales e internacionales y van convirtiendo cada vez a la agricultura cubano en algo moderno e interconectado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s