Palabras de Teresa Viera Hernández, Directora del Centro de Estudios Sobre la Juventud, en el acto inaugural del Congreso de Investigadores sobre Juventud 2016

Posted on Actualizado enn

congreso investigadores juventudBuenos Días,

He tenido la dicha de participar, junto a un exquisito y entrañable colectivo de personas del Centro de Estudios sobre la Juventud, el Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, el Sistema de Naciones Unidas radicado en el país y el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica, en la organización de las dos veces del Congreso Internacional de Investigadores sobre Juventud. Por ello quisiera comenzar agradeciendo profundamente el empeño y esfuerzo colectivos para que hoy estemos nuevamente acá y emito, en nombre todos, las gracias a la Sra. Nada Al-Nashif por el mensaje que acabamos de escuchar.

No esperábamos que la Agenda Global del Desarrollo no delineara importantes desafíos, muchos veces insolucionables para esta población joven más numerosa de la historia con la que cohabitamos; sobre todo al considerar lo efímero de una juventud. Lo que sin dudas podría haber sido es que estos fueran diferentes, sobre todo por lo rápido de los acontecimientos que se producen en el área del conocimiento, las tecnologías al servicio de este y del divertimento, los avances científico-tecnológicos beneficiadores de la salud biopsicosocial de los individuos e incluso, la paz mundial. Pero la realidad apunta a que hemos llegado acumulando desafíos, no sustituyendo desafíos para adolescentes y jóvenes en el mundo.

Nadie duda que hoy será preciso avanzar hacia la democratización del uso de tecnologías de la información y las comunicaciones que abran accesos y conduzcan a mejores y más enriquecedores usos de estas; pero esto tendrá que hacerse sumado a la universalización de una educación pública con calidad no lograda, el acceso a servicios básicos de comunicación entre personas (telefonía, correo convencional, etc) y contrarestando el aún creciente índice de jóvenes adictos a sustancias tóxicas, que asumen el hábito precisamente para “desconectarse” . De la misma manera, no podrá seguir esperando el empleo de la bio y nano tecnologías para la curación del cáncer, por la atención de salud eficiente en la prevención de muertes por enfermedades infecciosas curables, el control de epidemias que cobran la vida a muchas personas, sobre todo jóvenes y a las bajas “civiles o militares” por actos terroristas y guerras; en pleno siglo XXI de nuestra, aún llamada, “civilización”. Los crecimientos en los índices de desarrollo humano no podrán ser contradictorios a los de extrema pobreza en que viven aún muchos adolescentes y jóvenes como poblaciones dentro de las más vulnerables, muy condicionados ahora por los crecientes movimientos migratorios de refugiados, no solo en Europa y Medio Oriente.

De modo que los desafíos crecen y crecen, no directa, sino exponencialmente, el número de personas para las cuales se plantean.

Cuando empezamos a recibir las respuestas a la convocatoria de participación en el evento y leíamos los resúmenes y ponencias, que constituyen hoy una muy valiosa publicación; notamos que no por simple suerte, sino porque así debía ser, crecemos también los que nos dedicamos desde la ciencia, desde la política y desde el hacer cotidiano de diverso tipo a trabajar desde, por y para las juventudes.

Hace 3 años, cuando me dirigía a un auditorio similar (del que observo felizmente repetición de rostros en este, incluso desde nuestra Presidencia) decía, trayendo a colación el pensamiento de un importante líder latinoamericano y mundial que desaparecía físicamente, que ese que librábamos, los allí presentes, era también un escenario de salvación mundial y que era nuestro deber luchar el combate que sabíamos hacer. Ahora lo reitero, añadiendo que será preciso ganarlo.

Desde los propios Cursos pre Congreso de ayer y los ejes temáticos que han quedado implementados en paneles y simposios de exposiciones libres y resultados expuestos en poster; así como de la vasta y amplia producción científica de la que seremos beneficiarios en estos días a través de importantes publicaciones científicas, la construcción de ciudadanía es un área universal en el acercamiento a la temática Juventud, desde cualquier enfoque; y, si bien no es deuda pendiente, tampoco logro alcanzado.

Cuba arriba a esta ocasión luego de poco más de un año de funcionamiento de una Red Nacional de Investigadores sobre Juventud, que podrá no ser novedad para Latinoamérica, pero que nos ha ayudado mucho a los vínculos interinstitucionales, a la socialización e introducción de resultados en importantes escenarios de toma de decisiones, al logro de reconocimiento al esfuerzo colectivo y a años de trabajo de grupos en todo el país y, sobre todo, a que podamos pensar mejor cómo trabajar por nuestros jóvenes en lo que será el Plan de Desarrollo del país hasta el 2030; una plataforma programática consultada con un importante grupo de centenares de miles de personas en las que muchos directores de centros de investigación científica del país tuvimos la oportunidad de participar y que los delegados al VII Congreso del Partido Comunista de Cuba aprobarán y en la que las cuestiones atañentes a adolescentes y jóvenes transversalizan todo el quehacer de un país, para el tiempo futuro inmediato y a mediano plazo. Esta expresión de voluntad política para la inversión en juventud, continúa perfeccionando nuestras políticas dirigidas a este grupo poblacional, en el proceso de actualización del modelo económico y social cubano y fuera de este, porque también revisamos nuestro modelo político.

Ya tenemos en Cuba una buena juventud, los altos índices instrucción y salud alcanzados en nuestras poblaciones jóvenes y su mayoritaria participación consciente en los múltiples y diversos espacios de socialización y superación profesional, el alto nivel de ocupación laboral y de inserción en procesos educativos y las cifras de los que simultanean el estudio y el trabajo; así lo expresan. Entonces nos ocupamos, aunque pueda parecer más místico que científico, en hacer felices a nuestros buenos jóvenes y para esto, hasta diseñamos nuevas dimensiones, índices e indicadores; sin obviar el tratamiento a las minorías que representan las estadísticas bajas. No nos hemos empleado en conceptualizar la felicidad, aunque hay hasta un Día Internacional que celebramos hace exactamente 10 días, no creo que sea necesario. Pero, sin dudas, un hombre sano, pleno social y profesionalmente, con aspiraciones que pueda ir saldando en la medida que contribuye con el desarrollo socioeconómico de su entrono inmediato, respetuoso de la legalidad en la construcción de la cual también participa conscientemente, será una persona feliz.

A esta ocasión también llegamos, desde Cuba, con circunstancias y motivaciones especiales; las más universales de las circunstancias ha estado siendo noticia desde 17D y de las motivaciones hay una muy especial que ha tenido expresión concreta en nuestro programa científico y en la expo sobre Políticas Sociales de Juventud en Cuba que pueden apreciar en el Grand Foyer: Fidel Castro, el líder de la Revolución Cubana, que tantos beneficios sociales ha traído a varias generaciones de jóvenes, cumple 90 años en el agosto venidero.

En el particular del Centro de Estudios sobre la Juventud, somos una institución que vive su año 45 y es este Congreso la mayor actividad académica que desarrollamos en el 2016, por lo necesitamos ser capaces de lograr satisfactoriamente los objetivos propuestos; espero nos quieran y nos ayuden, pues nuestra única intención ha sido ser útiles.

Desde que iniciamos estas jornadas de Congresos, decidimos no numerarlos; porque siempre nos quedaba la duda de si abría una próxima edición, como en aquella, esta edición aún no está numerada y solo recién se inicia; pero como soy optimista a ultranza y una amante de nuestro deporte líder en el país y estamos en Serie Nacional de Baseball en estos momentos en Cuba; aunque mi equipo verdaderamente no ha comenzado bien esta 2da etapa; podríamos decir que de dos, ….dos y que si seguimos en tan buena racha pues es muy imposible que en nuestra tercera vez al bate, no conectemos.

Por lo pronto, deseo tantos éxitos como hagan falta en el intercambio a todos los participantes, que les permitan amortizar los inconvenientes de un proceso de acreditación un tanto dilatado en el día de ayer e incluso hoy y las carencias de información correcta de la que pueden haber sido objeto hasta este momento. A pesar de estos pesares, sí debemos agradecer al Palacio de Convenciones de La Habana la oportunidad de desarrollar acá estas jornadas, en las que tenemos la oportunidad de reunir a prestigiosas e importantes personalidades del mundo, queriendo significar en este momento, la presencia del Sr Paulo Vonmaro, coordinador de los Grupo de Trabajo del Consejo Latinoamericano de la Ciencias Sociales y la incorporación al evento en próximas horas del Sr Max Trejo, Secretario General del Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica.

Fidel, hace más de 10 años, convidaba a nuestra juventud al activismo social responsable y a la participación sociopolítica para la continuidad del proceso revolucionario; rubricando la frase de que si los jóvenes fallaban, todo fallaría. Los quehaceres de una organización joven cubana que arriba el próximo 4 de Abril a sus 54 años y de toda una juventud insatisfecha y consciente de su papel en el desarrollo personal y nacional, demuestran que nuestros jóvenes no han fallado. Las ciencias sociales dedicadas a ayudarlos a avanzar en esta empresa, tampoco deberán fallar.

Les insto a un éxito, que no solo nos permita vernos dentro de 3 años; sino a que las bilaterales y reuniones de trabajo en el marco de este espacio puedan hacernos reevaluar los modos en que establezcamos el trabajo conjunto dirigido a las juventudes, porque lo merecen y necesitan.

Gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s