Nunca es tarde (…), cuando de buenas acciones se trata.

Posted on

jovenes abuelosCuba

Por: Lisette Abadie Fiandor

Hace unos meses atrás intentamos incursionar en la temática del vínculo abuelos-nietos, quedando pendientes una segunda parte de aquel inicio. En esta nueva propuesta se les ofrece algunas sugerencias que pudieran ser implementadas en sus hogares para enriquecer la relación con los abuelos. ¿Se sientan a menudo, muchachos y muchachas con inagotables deseos de descubrir y experimentar lo nuevo, a conversar con sus abuelos? o ¿se han puesto a pensar la cantidad de horas que pasan solos, sin estar junto a la familia y lo mucho que desean esa presencia al menos unos minutos?

El Sistema de Salud cubano ubica el comienzo de la tercera edad a partir de los 60 años; sin embargo, el envejecimiento como proceso se establece desde mucho antes, involucrando cambios fisiológicos y cierta declinación en las funciones del organismo. Junto a estas transformaciones se presentan aspectos psicosociales que pudieran acelerarlo, tales como las tensiones crónicas yas preocupaciones y también determinados hábitos nocivos como el sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo y el consumo de bebidas alcohólicas. Se pudiera adicionar a esta lista, las características del ambiente familiar en que conviven las personas de más años, o sea, los tipos de relaciones que se establecen en el hogar. Existen algunas familias donde aparentemente predomina la armonía y el bienestar; no obstante cuando la mirada proviene de un especialista, nos percatamos que está presente el maltrato al adulto mayor, muchas veces sin ser sus miembros conscientes de ello.

Estas situaciones han traído consigo sucesos lamentables, como ausentarse de forma voluntaria de sus casas, la preferencia de hogares de ancianos, las afectaciones graves a su autoestima, los intentos de suicidio, etc. Investigaciones realizadas han demostrado que estos últimos, tienen lugar con un alto índice en los adultos mayores y en la mayor parte, las causas fundamentales son los sentimientos de soledad y depresión. Ello indica la importancia de que se sientan siempre acompañados y que pueden contar con cada miembro de la familia, pero especialmente, con sus nietos.

Sugerencias que pudieran reparar lesiones…

La urgencia de los días, conlleva a que los más jóvenes no se percaten de cuánto sus abuelos reclaman su compañía. Es natural que prefieran compartir con sus amigos, ir a fiestas, estar solos, pero sus abuelos también son parte de sus vidas. No se trata de que los nietos pasen cada día junto a ellos, solo que les dediquen más tiempo que el que habían empleado hasta este instante. De igual modo, los longevos también desean estar solos, pasear, enamorarse y recrearse con sus contemporáneos, así que se les debe permitir su espacio e independencia.

No es favorable burlarse o reírse cuando comienzan a demostrar sus debilidades, como dejar caer los objetos, tener más tropezones que antes, olvidar cuestiones importantes, repetir sus historias varias veces, no desear bañarse o vestirse más presentable en algún determinado momento. La totalidad de estos comportamientos forman parte de la natural pérdida de funciones psicofísicas que caracteriza a los de la 3ra edad. Aquí resulta más conveniente, aceptarlos con esas nuevas diferencias y rescatar sus capacidades y valores, que continúan siendo innumerables. Son muchas las otras alternativas de respuestas antes estas problemáticas. No obstante, dejo la página abierta para otras posibilidades que sean fruto de sus creaciones personales, que de seguro serán efectivas y provechosas.

En síntesis, estamos frente a un llamado al empeño de cada uno de los nietos adolescentes y jóvenes, para que promuevan una relación más estrecha con sus abuelos, mediante el amor, el respeto, la aceptación de las diferencias y el disfrute de su presencia en sus vidas. Súmense, los convido a formar parte del grupo de nietos que movilizan su comportamiento por ser más felices, haciendo felices a sus abuelos.

Anuncios

Un comentario sobre “Nunca es tarde (…), cuando de buenas acciones se trata.

    lapolillacubana26 escribió:
    19 febrero, 2015 en 10:40 PM

    Reblogueó esto en El blog de La Polilla Cubanay comentado:
    Muchas gracias, Lisette por este bellísimo post… y ojalá llegue a oidos receptores…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s