El Mundial de Latinoamérica

Posted on

latinoaméricaPor: Yoannia Pulgarón Garzón

Finalizó el mundial de fútbol Brasil 2014 y con él la fiesta deportiva más significativa del presente año. Ahora solo queda esperar otro cuatrienio para volver a vivir la fiebre futbolística que acaparó la atención de muchos en el mundo, poniendo incluso en tercer plano noticias tan desoladoras como los ataques sufre el pueblo de Gaza en manos del ejército israelí. Sucede que, desde hace mucho tiempo, este deporte es un negocio redondo del cual se benefician también los medios de comunicación. Modelos de consumo, estilos de vida y gustos estéticos se construyen a través de la imagen, promovida a su vez por los propios deportistas que se cosifican e intercambian como mercancías.

En este mundial, sin embargo, se vieron reflejadas una serie de cuestiones simbólicas que quedarán plasmadas en el imaginario de los latinoamericanos. En primer lugar, el hecho de que su realización fuera en el gigante sudamericano nos hizo vivirlo y sentirlo como nuestro a todos aquellos que habitamos del Río Grande a la Patagonia. Y en segundo lugar, los inmemorables desempeños que tuvieron las selecciones de esta región, superando hasta los más avezados vaticinios. El desarrollo de tan mediático evento, no podía quedar al margen de la nueva época integracionista del continente, que refuerza sus lazos de cooperación en varias áreas sociales, y apela al pasado común de los referentes históricos y culturales de nuestros pueblos, consolidando los rasgos de una identidad cultural latinoamericana.

Fue así como muchos apoyaron a Argentina en el duelo final contra Alemania, no solo por la valía de este conjunto, por Messi, su principal figura, o porque el otro gran equipo del continente quedara eliminado en la semifinal; sino porque precisamente era ella la depositaria de llevar a cabo el gran sueño de que la copa se quedara en casa.

La propia idea de los símbolos construidos alrededor de este mundial nos lleva a no olvidar la canción “De Zurda”, compuesta para la cita. Aunque para la FIFA no clasificó como una de las que lo identificaban mediáticamente, si fue la portavoz para el evento de la cadena multinacional TeleSur, agencia mediática que ha contribuido a cimentar la idea de integración latinoamericana. La canción en su totalidad, y su pegajoso estribillo, nos invitan a reflexionar: Aunque el mundo esté al revés mejor pegarle de zurda, con un porrazo que aturda y que termine en un gol, de zurda, de zurda, vamos a pegarle de zurda y celebrar esta fiesta hasta que salga el campeón… Entre muchas otras miradas, pudiera interpretarse como un llamado a construir un mundo más justo, con igualdad de oportunidades y accesos para todos, con énfasis en los jóvenes, así como que se levanten gobiernos cada vez más progresistas y de izquierda como esperanza para nuestros pueblos.

Sin ánimos de vivir de utopías, y haciendo un análisis muy personal del evento, la victoria latinoamericana en el último duelo hubiera servido para legitimar aún más el empuje y las fuerzas de un continente que renace como el ave fénix. La copa no se quedó en casa, pero no podemos decir que fuimos derrotados, pues la organización fue todo un éxito. Demostramos que nuestro camino no admite retrocesos, y que nuestros pasos son cada vez más firmes y seguros. Ese es el sentir de los que acompañamos a Argentina hasta el minuto 120 del alargue. Ganó Alemania, pero venció la unidad latinoamericana con un marcador final de 35 a 1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s