El Yonki: moda y estilo juvenil

Posted on Actualizado enn

Pelado El Yonki     El Yonki

Por: Yoannia Pulgarón

Durante su visita a nuestro país el pasado año, Carles Feixa, prolífero estudioso de las culturas juveniles y sus dinámicas identitarias en varios escenarios sociales, fue absorbido por un fenómeno nuevo y suigéneris para él: la presencia en Cuba de jóvenes punks negros. Se trataba de la nueva forma de llevar el cabello, devenida en moda y reconocida como el yonki.

El yonki es un pelado y una forma de peinado que, precisamente, hace recordar uno de los atributos devenido en símbolo del movimiento cultural punk, que por los años sesenta se conformó y consolidó por jóvenes obreros de los barrios populares de Londres. En su evolución, los punks se fueron afianzando internacionalmente como grupos contestatarios y de resistencia cultural y, en muchos escenarios sociales, como cuestionadores de las estructuras de poder, fundamentando su filosofía en el anarquismo. La imagen proyectada por estos grupos, mayoritariamente blancos, era también un medidor importante de adscripción simbólica y de conformación identitaria.

La emergencia en nuestro país del uso del yonki, como un fenómeno estético que tiene una alta presencia en la capital, responde a cuestiones de moda, y no a prácticas culturales y simbólicas asociadas con la esencia del movimiento punk. Su uso tiene significados meramente estéticos, con el fin de alcanzar el reconocimiento y aceptación grupales, ante la condición que impone el mundo moderno de “usar lo que se lleva”, para no estar al margen. Aunque no es privativo de otros grupos poblacionales, se establece como tendencia en jóvenes y adolescentes, mayoritariamente negros y mestizos.

Dentro de los elementos que han contribuido a que esta práctica se reproduzca y legitime en nuestro contexto, aparece la impronta de la industria cultural y sus mecanismos para la construcción de paradigmas y referentes simbólicos. En este caso, la referencia es el papel que ha jugado el popular cantante de reggaetón llamado artísticamente “El Yonki”; el cual apela al uso de este peinado como recurso estético que lo identifica y distingue de otros exponentes del género. Además, en algunas letras de sus canciones hace alusión a esta práctica, reforzándole su significado y pertinencia de uso, en plena intención comunicativa entre cantante y seguidores.

Otra lectura del asunto es la vinculada con los resortes de significado que encierra asumir esta práctica y las estrategias para solventarla. No cabe dudas que negros y mestizos, por lo general, no pueden llevar esta moda de manera natural, y para ello han debido apelar al uso de productos y prácticas de peluquería que tradicionalmente han usado las mujeres de esta raza; en claro intento de reproducir el canon estético basado en una tipología de belleza blanca, con los pertinentes gastos a la economía personal que ello conlleva. Algunos de estos productos son: las cremas desrizadoras, el peine caliente, la onda fría,y -el más reciente de todos- la queratina. Sin dudas, estos jóvenes le construyen nuevos sentidos a prácticas que guardan relación con el cuidado del cabello, articuladas a las tendencias actuales de la metrosexualidad, que describe la ruptura que asumen los hombres con algunos patrones de la masculinidad dominante, volcándose al cuidado de su cuerpo y la estética basada en atributos considerados femeninos.

¿Será que en los nuevos procesos de configuración simbólica e identitaria que viven los jóvenes y adolescentes de esta generación, prácticas como estas, devenidas en moda para algunos en Cuba, constituyen también formas de respuesta y/o resistencia a cánones preestablecidos? ¿Constituyen estas prácticas formas más efectivas para expresarse libremente, para ser contestatarios, para existir y participar como jóvenes en el escenario social actual?

Yo creo que no. Faltan muchas más evidencias para que sea así.

Anuncios

4 comentarios sobre “El Yonki: moda y estilo juvenil

    la lajera escribió:
    6 junio, 2014 en 4:36 PM

    Considero que la moda del yonqui si pudiera considrarse una nueva forma de participar en la Cuba de hoy, y tambien es una muestra de que los jovenes quieren imponerse.

    Me gusta

    bertica escribió:
    6 junio, 2014 en 4:46 PM

    Es verdad que eso es solo moda, hoy ese estilo esta en el boom como antes se usó la onda de angela davies, tipo Pablo Milanés, aunque ahora también hay un renacer de ese estilo afro

    Me gusta

    Bertica escribió:
    6 junio, 2014 en 4:50 PM

    Coincido en que es solo moda y que ya pasará, como lo fue en otra época la de el estilo de Angela davies, como la usó Pablito milanes. Aunque en esta ultima etapa tambien esta en el boom la onda afro…

    Me gusta

    Carles Feixa escribió:
    27 octubre, 2016 en 4:22 PM

    Muy buen analisis Yoannia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s