El ingreso a la Universidad: una aspiración de los jóvenes cubanos

Posted on

Por: Keyla Rosa Estévez García

Hace unos días comenzó el llenado de boletas para solicitar las carreras universitarias. Los estudiantes de preuniversitario tienen ante sí la disyuntiva de enfrentarse o no a rigurosos exámenes de ingreso. De hacerlo, podrán optar por una de las 57 000 plazas que se ofertan para este curso escolar, y si logran el ingreso, estarían cursando en breve tiempo una carrera que les permitiría en 5 ó 6 años -en dependencia de la especialidad- desarrollarse profesionalmente.

Se espera que se presenten a las pruebas de ingreso entre 55 000 y 60 000 aspirantes; de ellos unos 40 000 procedentes de los preuniversitarios. Del total de plazas a ofertar, el 60 por ciento se concentran en las carreras de Ciencias Pedagógicas y Médicas; de ellas, 34 947 corresponden al Curso Regular Diurno (CRD) y 23 195 al Curso por Encuentros (CPE). En el CRD se ofertan 14 009 plazas pedagógicas; 9 127 de ciencias médicas; 4 385 de ciencias técnicas; 1 518 económicas; 1 499 de ciencias sociales y humanidades; 1 444 agropecuarias; 976 de ciencias naturales y matemáticas; 1 816 de cultura física; 155 de arte y 18 de relaciones internacionales. En el CPE el plan incluye 12 152 plazas pedagógicas; 2 715 técnicas; 2 565 económicas; 1 080 de ciencias sociales y humanidades; 1 770 agropecuarias; 90 de ciencias naturales y matemáticas; 2 641 de cultura física y 182 de arte.

Hoy se han intensificado en las escuelas los repasos y la presencialidad de estudiantes de 12mo grado. Las recomendaciones están dirigidas, principalmente, a aquellos que vayan a solicitar carrera tenga en cuenta su vocación y las posibilidades que tienen realmente ante la cantidad de ofertas. Es imprescindible conciliar la orientación profesional de los aspirantes con el plan de plazas y las posibilidades de éxito de cada joven. Además, cada interesado, independientemente de sus motivaciones por determinadas carreras, puede optar por plazas de otras especialidades con un amplio perfil profesional, lo cual incrementa sus probabilidades de acceder a la Educación Superior.

Le corresponde a la familia acompañar a sus hijos en sus decisiones, pero respetando los intereses profesionales de estos. No obstante, la escuela, es responsable de la orientación profesional de los jóvenes, la que no debe estar enfocada solamente en esta recta final, sino ser un ejercicio de la práctica cotidiana. En este sentido se necesita de transformaciones y estrategias priorizadas, que ayuden también a elevar de la calidad del aprendizaje. Las fórmulas finalistas pueden brindar buenos resultados, pero no conocimientos sólidos. Por otro lado, los ministerios y organismos solicitantes deben continuar ajustando las demandas para que una vez egresados, los futuros universitarios encuentren plazas en las que puedan ejercer la profesión. Al mismo tiempo, el país debe perfeccionar las políticas de empleo para los jóvenes egresados de nuestras universidades.

 

Anuncios

Un comentario sobre “El ingreso a la Universidad: una aspiración de los jóvenes cubanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s