Adiestramiento y Servicio Social: su papel en los jóvenes de la Cuba actual

Posted on

jovenes cubanos

Por: Mariam Trilce Martinto Gálvez

Desde el triunfo revolucionario, una de las principales premisas del gobierno cubano ha sido garantizar el acceso de los jóvenes recién graduados al empleo. En pos de esto, se han emitido diversas normas jurídicas dedicadas a hacer cumplir este importante principio. La Ley 1254 de 1973, Ley del Servicio Social, establece la obligación de cada estudiante recién graduado de la enseñanza media superior o superior de laborar durante un período de tres años en aquella entidad donde se le ubique. Asimismo, la entidad receptora deberá asumir al recién graduado durante el mismo período, estando exentos de cualquier proceso de reducción de plantillas que se efectúe en dicho centro. Esta ley cumple una doble función: por una parte le garantiza al Estado un potencial de fuerza de trabajo joven y calificada, y le asegura al joven recién graduado un puesto de trabajo donde podrá poner en práctica los conocimientos adquiridos en la carrera.

A pesar de los buenos propósitos con los que fueron erogadas estas legislaciones, desgraciadamente en la realidad cubana no siempre se logran los objetivos para los que estas fueron creadas. Muchas veces existen fallos a la hora de proyectar la oferta y demanda de fuerza de trabajo calificada. Debido a esto, muchos centros se han visto obligados a recibir asignaciones que nunca solicitaron, y viceversa, en muchas entidades se necesitaban adiestrados que nunca les fueron asignados.

Las peores consecuencias del fallo en este mecanismo lógicamente las sufren los jóvenes. Existen casos de jóvenes recién graduados (fundamentalmente de nivel medio superior) que no encuentran lugar donde adiestrarse luego de culminar sus estudios. Este problema es grave, ya que el adiestramiento, además de un derecho, es una necesidad imperante para el recién graduado. Es de vital importancia para un joven contar con un período donde, con el asesoramiento de una persona experimentada en su labor, pueda poner en práctica sus conocimientos, adquiriendo habilidades que consoliden su desarrollo profesional.

Perfeccionar el mecanismo de ubicación laboral constituye hoy más que nunca una tarea de impacto en los nuevos tiempos. El correcto funcionamiento de este proceso permitirá que las normativas legales antes mencionadas cumplan cabalmente el objetivo para el que fueron creadas, ubicando a los jóvenes en aquellos lugares donde puedan perfeccionar sus habilidades laborales y a la vez sean más productivos y útiles a la sociedad.

Anuncios

2 comentarios sobre “Adiestramiento y Servicio Social: su papel en los jóvenes de la Cuba actual

    […] demandas para que una vez egresados, los futuros universitarios encuentren plazas en las que puedan ejercer la profesión. Al mismo tiempo, el país debe perfeccionar las políticas de empleo para los jóvenes egresados […]

    Me gusta

    […] demandas para que una vez egresados, los futuros universitarios encuentren plazas en las que puedan ejercer la profesión. Al mismo tiempo, el país debe perfeccionar las políticas de empleo para los jóvenes egresados […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s